Licuados y jugos "milagrosos" no existen afirma nutrióloga

Durante la temporada de cuarentena hubo un aumento en el sedentarismo de las personas, lo que detonó que resurgieran los jugos y licuados "milagrosos" que prometen una pérdida de peso mágica hasta en 7 días. Lamentablemente debido a la desinformación que existe en este tema, se pueden llegar a provocar diversas enfermedades  en el organismo.

"Tal cual no existe una terapia o algo reconocido como licuadoterapia o jugoterapia y menos para bajar de peso. Hay personas a las que se lo recomiendan cuando se tienen las piedras en el riñón, cistitis (mal de orín) para poder limpiar organismos o en caso de estreñimiento" explicó Guadalupe Rodríguez Matus, Nutrióloga.

licuados_y_jugos_milagrosos_no_existen_afirma_nutriologa

Informó que este tipo de métodos se llegan a ocupar solamente en personas que han pasado por alguna cirugía para la dieta post-quirúrgica, ya que se empieza por líquidos o licuados hasta llegar a la normalidad, y no es con el objetivo de bajar de peso, sino inclinarse a líquidos.


PUBLICIDAD

Además de no ser mágicos, la suplantación de estos licuados y jugos por las comidas, llega a provocar diversas como la baja en las defensas, informó.

"Entre las consecuencias de sustituir algunas comidas por alimentos están la anemia, deficiencia de nutrientes y macronutrientes porque se aísla a todos los demás alimentos"

Un ejemplo de las consecuencias es la experiencia de Lizbeth González, a quien le recetaron té de una enredadera llamada "seca palo" para bajar de peso.


PUBLICIDAD

"Me lo recomendó una maestra y yo en mi ambición por querer bajar de peso estando de floja me tome esa agua o té de seca palo durante un mes. Después de ese tiempo me decían que estaba adelgazando mucho pero que me veía muy pálida, y sí, yo me sentía mal así que acudí al doctor para hacerme unos análisis y ese remedio me estaba provocando una seria anemia, de inmediato dejé de consumirlo y empecé con mi recuperación", detalló Lizbeth.

Estos licuados o jugos, comentó la especialista, solo son para liberar ciertas cosas del cuerpo o ayudar en algunas ocasiones con la digestión, no hay una base científicamente comprobada, es como la herbolaria, pero para bajar de peso no hay ningún licuado ni jugo milagroso, puntualizó.


PUBLICIDAD

Afirmó que si día a día consumiéramos bastantes frutas y verduras, disminuyendo los cereales, haríamos que nuestro tracto gastrointestinal digiera más fácil, sin embargo como no es así, se hace más fácil en jugos, sin embargo no es por la semilla u hojas de los ingredientes, sino por la baja de calorías.

"Es importante que si se quiere sustituir alguna de las comidas por un licuado se busque la guía de algún profesional en nutrición para que se pueda dar en el licuado todos los nutrientes que necesiten" finalizó.


PUBLICIDAD


PUBLICIDAD


PUBLICIDAD



PUBLICIDAD


PUBLICIDAD