Inconstitucional cortar suministro de agua potable: Pagola

Ningún organismo operador de agua potable debe dejar sin suministro a escuelas ni viviendas, y si lo hacen infringen la ley, al igual que las autoridades que los solapen, afirmó Édgar Cinta Pagola, abogado veracruzano.

inconstitucional_cortar_suministro_de_agua_potable:_pagola

Con el regreso a clases, varios planteles educativos no son aptos para actividades presenciales por falta del líquido, y el litigante recalcó que ni siquiera por adeudos se les puede privar de éste.



"Los cortes son inconstitucionales porque el Artículo 4 Constitucional dice que el estado dará la oportunidad a todos los ciudadanos al acceso al agua, asequible y de buena calidad; no dice que se podrá concesionar. 



"El Artículo 27 Constitucional habla de que las aguas son de exclusividad competencia federal; se le da al estado la oportunidad y a los municipios de alguna regulación interna, pero eso no quiere decir que no pueda intervenir la federación, porque es inhumano privar del agua: es un derecho fundamental del ser humano el acceso al agua", subrayó Cinta Pagola.


Recalcó que esos preceptos no son exclusivos para los planteles educativos, sino también para el consumo doméstico o residencial, por lo que taponar la red hidráulica para dejar sin agua a los usuarios también contraviene a la Carta Magna, y más si lo hace un particular que no puede estar por encima de la Constitución.



"Los cortes son ilegales, las denuncias contra quienes se manifiestan son irregulares, ilegales, pero estamos en un estado que es permisivo a todo. El Artículo Tercero dice que la educación no tendrá gravámenes fiscales ni pago de contribuciones, y el pago del servicio de agua es una contribución", puntualizó el abogado veracruzano.



Remarcó que taponar el drenaje desde una vivienda hasta la red pública está fuera de la ley y también lo está la autoridad que lo permite o peor aún, si hasta se presta a ello y colabora en esa ilegalidad.

Cinta Pagola instó a las autoridades locales a no permitir ni convalidar y mucho menos participar por acción u omisión en acciones contrarias a la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos.