Desaparecer Institutos de la mujer no es buena estrategia: Brujas del Mar

Desaparecer los Institutos de la Mujer y crear Secretarías de Igualdad no es la mejor estrategia para combatir la problemática que se vive en el país en cuanto a la violencia de género o en contra de la mujer, a la vez pareciera ser que los gobernantes buscan invisibilizar dicha problemática como ya sucedió en Jalisco y Baja California, es la postura que presenta al respecto el colectivo “Las Brujas del Mar”.

desaparecer_institutos_de_la_mujer_no_es_buena_estrategia:_brujas_del_mar_

“Los institutos no están con personas especializadas en donde te encuentras con revictimización, donde hay falta de personal, de recursos y etc., pero yo creo que en vez de eliminarlos, tiene que haber un estudio a fondo, tiene que haber una reestructuración, mejorarlo, se tiene que fortalecer y meter recursos para que funcionen”.



El primer punto en contra de la mujer con la desaparición de los institutos es que al pasar a ser una Secretaría de la Igualdad como en Jalisco, pasa de ser un organismo descentralizado a uno centralizado, “también hay un mensaje implícito desde la simbología que es: no hay alguien, no hay algo que defienda a las mujeres”.

Preocupante

Otro de los puntos es que una Secretaría de Igualdad es un concepto muy ambiguo, pues no es algo específico, “¿igualdad con respecto a qué? (…) en un instituto sabemos a quién atiende y que combate, son para combatir la violencia contra las mujeres”, apunta Arussi.



“Preocupa mucho este tipo de decisiones porque deja claro que no están entendiendo cual es el problema y como se desarrolla”, dice Unda quien aclara que su gremio no está en contra de que se vele por los derechos y protección de los demás sectores vulnerables como los ancianos, niños y demás, pero hoy en día las mujeres son las más agredidas en México.

“Mientras la cifra esté diciendo que el 98 por ciento de los agresores sexuales de mujeres y niñas son varones, no es una locura pensar que si necesitamos espacios exclusivos en donde estamos vulnerables como en un baño, transporte público o algún refugio para mujeres”.


Otro punto más en contra es que no se sabe si una Secretaría de Igualdad atenderá a mujeres con estrés post traumático después de una violación en donde lo que necesitan es que no haya presencia de hombres, pues esto las inhibe a irse a revisar, a ir a una consulta psicológica o a ser asesorada, mientras que en los institutos todos esos servicios son dados por una plantilla 100% femenil.