martes, 24 de noviembre del 2020
Imagen del Golfo 
FacebookTwitterYoutubeMi Sitio
Imagen del Golfo
Imagen del Golfo
Imagen del Golfo
Policiaca

'Lo que más le duele a un narco es que le quiten el dinero'

Ciudad de México | 2020-07-07 | Imagen del Golfo
Lo que más le duele a un narco es que le quiten el dinero
Imagen del GolfoImagen del Golfo

Las recientes masacres perpetradas en centros de rehabilitación en el estado de Guanajuato, el fallido atentado contra el jefe de Seguridad Pública 8de la Ciudad de México, la ejecución de un juez y su esposa en el estado de Colima, todos tienen el sello del Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG). 

 

La organización criminal que lidera Nemesio Oseguera Cervantes, «El Mencho», por el que la DEA ofrece una recompensa de 10 millones de dólares por su captura, ha expandido sus tentáculos en los últimos años y se encuentra presente en casi todos los 32 estados que conforman el país.

 

«El Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG), es en este momento, según la Administración para el Control de Drogas (DEA), y el secretario de Defensa de México, el general Cresencio Sandoval, la organización criminal más peligrosa del país», advierte Raúl Benítez Manaut,investigador del CISAN, UNAM.

 

El experto en seguridad explica que otras organizaciones criminales como el Cártel de Sinaloa, Los Zetas, los Caballeros Templarios y La Familia Michoacana, han quedado diezmados por ofensivas del Estado mexicano o por las propias pugnas entre sus líderes, por lo que el CJNG ha ocupado esos espacios vacíos.

 

«Este cártel también ha ido tratando de ampliar su red de actividades. A los carteles les conviene mucho hacer otras actividades que no sea el narcotráfico, por ejemplo, el robo de gasolina, el tráfico de migrantes, extorsiones, secuestros, porque las actividades que no son narcotráfico no las persigue Estados Unidos. Ellos saben de las débiles estructuras judiciales mexicanas y para ellos el no ser perseguidos por Estados Unidos es una ventaja, por eso el CJNG está haciendo la guerra por controlar el robo de gasolina en Guanajuato y se está acercando a la capital del país».

 

 

 

¿Qué hacer ante el aumento de las masacres?

 

Por su parte Eduardo Guerrero, fundador y director deLantia Consultores, un taller de pensamiento dedicado al análisis de la violencia, el crimen organizado y políticas de seguridad, destaca que aunque se ha registrado una desaceleración de los homicidios en México, que pasó de un crecimiento espectacular de 17% durante el último año de la administración de Enrique Peña Nieto (2012-2018), a un 3% de incremento durante el primer semestre del año pasado (bajo la gestión de Andrés Manuel López Obrador), lo que está escalando son los eventos de violencia espectacular.

 

«Estamos viendo un crecimiento de las masacres, estamos regresando a los escenarios que teníamos en 2010, cuando sucedían muchas masacres en Ciudad Juárez, en Tamaulipas, a manos de los Zetas, lo que le pasó a la familia Le Barón. La semana pasada mataron a 24 personas en un centro de rehabilitación en Guanajuato, al parecer eran sicarios del cártel Santa Rosa de Lima que estaban refugiados ahí y el CJNG los exterminó, mataron a los adictos que estaban rehabilitándose y a los sicarios, con un saldo de 24 muertos, días antes hubo otra masacre en otro centro de rehabilitación en la misma localidad, en donde mataron a otras 10 personas. En 2 eventos tenemos 34 ejecuciones».

 

El experto en seguridad destaca que ante la explosión de la violencia indiscriminada el gobierno de AMLO tendría que marcar líneas de tolerancia, lo que debió haber hecho desde un inicio. «En un país pobre como México con tan pocos recursos, lo que hay que hacer es comunicarles a los criminales que ciertos tipos de violencia no serán tolerados, y que si se ejecutan, la autoridad va a reaccionar de manera contundente para quebrarlos, sacarlos del negocio y arrestar al mayor número de delincuentes».

 

Eduardo Guerra sostiene que entre los eventos que no se deben tolerar figuran los ataques contra las autoridades, contra policías, como el que ocurrió hace unos días contra el jefe de Seguridad Pública de la Ciudad de México, Omar García Harfuch, eventos en donde se mate a mujeres y niños y masacres de 3 personas o más, así como balaceras en espacios públicos. «El mensaje que les mandaría a los criminales es que pueden traficar droga, pero no pueden matar, secuestrar ni violar. Los ataques sexuales tampoco deberían estar permitidos, porque algo que sucede en estas crisis de violencia es que se desatan los ataques sexuales contra mujeres».

 

El presidente Andrés Manuel López Obrador anunció al inicio de su gestión una estrategia lejos de la militarización de sus predecesores, bajo la frase «Abrazos y no balazos». Benítez Manaut destaca que no funcionan los abrazos y tampoco han funcionado los balazos que expandieron la violencia. «Omar García Harfuch se ha dedicado al trabajo de inteligencia y a seguir la ruta del dinero. Ha sido clave en la cooperación internacional en el combate del CJNG que tiene lazos hasta Canadá y con el ELN en Colombia como importador de cocaína. La estrategia de combate debe estar apegada a la legalidad y al respeto de los DD.HH. Integrar la prevención social, como lo hicieron las autoridades en Italia para combatir la mafia, o en Medellín y Bogotá, en Colombia».

 

Se avecina una tormenta perfecta

 

Eduardo Guerrero coincide en que el CJNG es un grupo criminal de alta agresividad y peligrosidad para la seguridad y la estabilidad nacional, pero destaca que hay un conflicto entre sus líderes, entre «El Tres» y «El Mencho». «Es probable que se fragmente produciéndose una escalada de violencia. A eso se suma la conflictividad social por la pandemia, cuando las personas se manifiesten para exigir empleos, aunado a las elecciones intermedias que se avecinan, pareciera una tormenta perfecta, con la confrontación del cártel más poderoso, conflictividad social y polarización política con las elecciones.

 

Benítez Manaut opina que es aún prematuro predecir lo que sucederá. «Hay un monopolio muy fuerte del presidente y de su partido, Morena, y cuando no hay un escenario muy competitivo, los partidos, el PRI, el PRD, el PAN, no harán pactos violentos. El partido que aplicaba esta práctica era el PRI, generaba situaciones de ingobernabilidad cuando había otro partido de oposición competitivo. Pero ahora la oposición está débil y preferirá no generar escenarios de ingobernabilidad porque le podría ir peor, le imposibilitaría el hacer alianzas con Morena».

 

Sin embargo, si la crisis económica (post-pandemia) es muy dura, podría debilitarse la base electoral de AMLO, según Benítez Manaut. «Eso haría un escenario más competitivo, y en un escenario así los cárteles pueden aprovechar la situación para apoyar a candidatos de oposición, o incluso ciertos candidatos del gobierno». El experto destaca que los narcotraficantes mexicanos no han sido como los colombianos, que buscaban tener el poder político. «Los grupos criminales mexicanos sólo buscan parcelas de poder, municipales o estatales para hacer mejor sus negocios, pero no para controlar el Estado».

 

Eduardo Guerrero señala que ha habido aciertos durante la gestión de AMLO en materia de seguridad, de manera que se tiene un balance mixto. Entre ellos figura una caída del 12% del robo de vehículos a nivel nacional. «López Obrador ha distribuido el país en 266 regiones, y ha ordenado la realización diaria de reuniones a primera hora de la mañana entre los policías municipales y los mandos federales, eso al parecer ha presionado a los jefes policiales para que den resultados en los indicadores más básicos, que es el crimen callejero, bajo el que figuran el robo de automóviles, robos a casas, a transéuntes, robos bancarios, todos estos delitos muestran caídas de distinto nivel».

 

Guerrero destaca que otro acierto ha sido la orden presidencial de no agredir a los grupos criminales con una lógica de exterminio, lo que siempre ha sucedido en México. «Tenemos una reducción importante del índice de letalidad resultante de operativos de las fuerzas armadas, tanto del Ejército, como de la Marina y de la Guardia Nacional».

 

Combate financiero, lo que más duele a mafiosos

 

Benítez Manaut destaca que la Unidad de Inteligencia Financiera bloqueó 1.939 cuentas bancarias utilizadas por el CJNG para blanqueo de dinero, y eso fue después de la captura de 600 miembros del CJNG en Texas dentro del operativo Python de la DEA entre 2019 y 2020.

 

«Hay una coordinación entre gobiernos y lo que más les duele a los criminales es que les quiten el dinero. A cualquiera. A un corrupto, más que lo metan a la cárcel, lo que le duele es que le quiten el dinero. Para el CJNG fue un golpe muy duro, más que balazos y gente presa. Muchas de esas cuentas usadas para lavado de dinero eran de dueños de comercios, de restaurantes, hoteles, empresas inocentes. El cártel compra comercios, peluquerías, tiendas de ropa en centros comerciales y los empleados no saben quien es el dueño», destaca Benítez Manaut.

 

Eduardo Guerra coincide en que el bloqueo de cuentas bancarias ha sido un golpe acertado, sin embargo considera que su alcance es limitado. «El crimen organizado mexicano maneja sus recursos fuera de los canales financieros. Tienen casas, habitaciones llenas de billetes de dólares, y utilizan el efectivo para comprar inmuebles, vehículos y pagar la nómina de los sicarios. En México la proporción de la economía informal es inmensa, se estima que cerca de la mitad de la actividad económica en México es informal».

 

 

https://eju.tv/2020/07/narcotrafico-en-mexico-lo-que-mas-le-duele-a-un-mafioso-es-que-le-quiten-el-dinero/

Imagen del Golfo
loading...

  • Lo último
  • Lo más leído
Imagen del Golfo

NOSOTROS

Periódico digital en tiempo real con información preferentemente del Estado de Veracruz México
Imagen del Golfo

Imagen del Golfo
NOSOTROS

Periódico digital en tiempo real con información preferentemente del Estado de Veracruz México