¡De magia! El fenómeno de la bioluminiscencia en lagunas de Oaxaca

¡De magia! El fenómeno de la bioluminiscencia en lagunas de Oaxaca

Al llegar la noche, un fenómeno natural invade la Laguna de Manialtepec y la Laguna de Chacahua en Oaxaca y hace que en sus aguas se vean destellos brillantes, como si de luciérnagas acuáticas se tratara.



A este fenómeno se le conoce como bioluminiscencia y es producido por microorganismos que emiten luz cuando se sienten atacados, lo que hace que se encienda el agua al nadar o pasear en lancha durante la noche. 


Laguna de Manialtepec



A tan sólo 18 kilómetros de Puerto Escondido se encuentra este paraíso de manglares y aves. La mejor manera de visitarlo es contratando un tour guiado.

Primero se hace un viaje en lancha por los canales de manglares hasta esperar que llegue el atardecer y con él las parvadas de aves que regresan a sus nidos escondidos en la laguna.


Una vez que el sol se oculta, basta esperar unos minutos para ver los primeros destellos neones en tonos azules, verdes y violetas. Entonces se puede saltar y nadar en la laguna.

La mejor temporada para observar la bioluminiscencia de este sitio es de mayo a noviembre, durante la temporada de lluvias.



  

Laguna de Chacahua



Otro sitio predilecto para observar el fenómeno de bioluminiscencia es el Parque Nacional Lagunas de Chacahua, localizado a una hora de Puerto Escondido, con rumbo a la comunidad de El Zapotalito.

Este sitio está rodeado de manglares que albergan reptiles, mamíferos y aves. Un sitio ideal para nadar, surfear y hacer esnórquel.

Otra peculiaridad de Chacahua es que aquí se une la laguna con el océano, esto lo puedes observar visitando el faro del sitio.

Además de poder nadar de noche en sus cinco cuerpos de agua dulce, el parque cuenta con tortugueros de la especie laúd y golfina.


imagen-cuerpo


/Mt