No hay denuncia sobre 'moches' a trabajadores del aeropuerto Felipe Ángeles

Aseguró que no existe ninguna denuncia al respecto

Tras lo publicado en un medio de comunicación sobre que a los trabajadores del Aeropuerto Internacional Felipe Ángeles se les cobran “moches, Gustavo Ricardo Vallejo Suárez, ingeniero residente general y comandante del Agrupamiento de Ingenieros 'Felipe Ángeles', aseguró que no existe ninguna denuncia al respecto.

no_hay_denuncia_sobre_moches_a_trabajadores_del_aeropuerto_felipe_angeles

“Es necesario mencionarles que no tenemos una sola queja por reporte de quitarle dinero a los trabajadores, y también es mencionar, comentarles que de estas 52 quejas significa que tenemos una queja por cada dos mil 231 trabajadores, significa que dos mil 230 están conformes con lo que ganan y con el trato que reciben en el trabajo”, aseguró.



En su participación en la conferencia presidencial, dijo que “en caso de que algún trabajador o extrabajador considere que se vulneran sus derechos laborales, tiene expeditas todas las instancias legales para presentar pruebas y evidencia documental para que los órganos jurisdiccionales de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) actúen contra quien resulte infractor”.



Subrayó que la Defensa Nacional tiene muy presente que del salario de un trabajador depende el sustento de una familia, por lo que siempre vela porque  sea justo y se dé en tiempo y forma.


La nota periodística señalaba que los trabajadores del AIFA firmaban por una cantidad y les pagaban otra, con una diferencia del 30 por ciento del total.



Ante esto, ingeniero militar explicó que, el salario de los trabajadores que participan en esta magna obra, está integrado mediante un contrato individual por obra determinada, tal y como lo marca la ley.



“Es decir, el trabajador viene y trabaja en el tiempo que dura su especialidad, por ejemplo, cuando se termina de habilitar acero los herreros ya no tienen espacio; cuando se termina de colar obra negra los carpinteros ya no tienen espacio y llegan otro tipo de trabajadores de la constricción.

Indicó que el 67 por ciento del salario es lo que se le paga al trabajador, sin embargo la Sedena, como patrón, tiene la obligación de determinar las cuotas obrero-patronales y enterar del importe total al Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), que implica el 16 por ciento del monto.

Además, agregó que la Sedena también debe dar parte a la SHCP sobre el Impuesto Sobre la Renta, además de que se cubren cuotas de obreros patronales del IMSS, SAR e Infonavit. 

“Si sumamos ambos conceptos, a lo que gana el trabajador, la Sedena debe aportar un 33 por ciento al IMSS y a la secretaria de Hacienda. De esta manera se le pagan en efectivo al trabajador por lo  que él se contrató, pero en nómina se le paga más porque se entera a la Federación”.

Comentó que el desglose del salario se informa de manera recurrente a los trabajadores, “sin embargo, hay quienes no lo asimilan o no lo entienden bien o hay quienes espetan quejas tergiversadas con fines tendenciosos”.

Destacó que los archivos de nómina se declaran obligatoriamente ante el SAT para ser notificados y se genera un comprobante fiscal que firma el trabajador, quien puede verificarlo.

Vallejo Suárez explicó la obra del nuevo aeropuerto ha generado 116 mil 15 empleos, de los cuales 24 mil 491 se encuentran activos y el pago del salario se da vía nómina y se paga de acuerdo a la media nacional, “no más, no menos ni menos, sino lo correcto”.

Referente al número por accidentes de trabajo, el ingeniero militar dijo que se han registrado cinco decesos lo que representan el 0.0043 por ciento del total de los trabajadores.

“Normalmente son accidentes de trabajo: quitarse el cable de seguridad cuando se está en las alturas, acercarse a una maquinaria pesada sin avisar y por la parte de atrás, tocar un cable de energía eléctrica y cosas de ese tipo, que lamentablemente son accidentes de trabajo, pero que la Secretaría de la Defensa Nacional, al haber pagado las cuotas correctas del Seguro Social, la familia tendrá el importe correspondiente de pensión para ese trabajador aparte de una ayuda de la secretaría”.

Aclaró que “por concepto de decesos e incapacidades no existe una relación con el ritmo de los trabajos de obra. Los trabajadores vienen a trabajar su turno, nosotros tenemos tres turnos de trabajo, los que estamos sujetos a la presión somos los ingenieros militares, no los trabajadores civiles”.

Al respecto, Andrés Manuel López Obrador, presidente de México, subrayó que la aclaración ante esta denuncia, es con la finalidad de informar es “para que el gobierno no sea rehén de grupos creados”.

“Esto se deriva por una denuncia a la deriva, por coraje porque son opositores del gobierno que represento, a partir de que ya no tienen las canonjías, los privilegios que se la daba anteriormente, sobre de dinero público por publicidad y de otro tipo”, indicó.

Desde Palacio Nacional, el mandatario federal indicó que a pesar de la aclaración de parte del Gobierno Federal, los medios de información “siempre van a ser respetados, no hay censura, se garantizará la libertad de expresión, no se aplicará ninguna política represiva, pero vamos a ejercer nuestro derecho de réplica para que el gobierno no sea rehén de grupos creados”.

López Obrador después de atener el reporte de parte del encargado de la obra del nuevo aeropuerto dijo sentirse apenado por el sueldo que reciben los trabajadores en esta construcción en comparación con los de algunos altos funcionarios. 

"Me da pena aun cuando estemos pagando lo que reciben los trabajadores de la construcción en promedio, pero me da pena que ganen tan poco con relación a lo que ganamos los altos funcionarios públicos, y eso que hemos bajado.

Pero, imagínense, cuando se establece la ley de que nadie ganara más que el presidente, los del Poder Judicial, los del INE, los del tribunal, se ampararon”, acotó.