Legisladores priistas deben definirse sobre la reforma eléctrica: AMLO

El ejecutivo federal dejó en claro que su administración está por conservar el patrimonio nacional, los hidrocarburos y la electricidad

El presidente de la república, Andrés Manuel López Obrador, aseveró que el Partido Revolucionario Institucional tiene la oportunidad histórica de tomar una definición con respecto al proyecto de reforma eléctrica, y la opción de continuar con las secuelas del salinismo privatizador o ponerse del lado de los mexicanos.

legisladores_priistas_deben_definirse_sobre_la_reforma_electrica:_amlo

En su entrevista mañanera en el Museo Naval de Veracruz, el ejecutivo federal dejó en claro que su administración está por conservar el patrimonio nacional, los hidrocarburos y la electricidad, para el desarrollo de los mexicanos y que éste beneficie a todos, no a los grandes consorcios como Shell e Iberdrola.



"Cada quién tiene que asumir su postura, y es el momento de una definición, es otra oportunidad para definirnos, si estamos por que se conserven como empresas públicas Pemex y la Comisión Federal de Electricidad o queremos desaparecerlas como en todo lo que fue el periodo neoliberal, para que el mercado de las gasolinas, de la energía eléctrica, quede en manos de particulares, de empresas sobre todo extranjeras. Es una definición.



"Nosotros consideramos que lo que más le conviene al país es que se conserven estas dos empresas, para garantizar que no haya aumento de impuestos, que no haya aumento en el costo de energéticos, que no aumente el precio de las gasolinas, que se acabe lo que imperó durante mucho tiempo, los llamados gasolinazos", subrayó López Obrador.


Resaltó que lo que más le conviene al país es que Pemex y la Comisión Federal de Electricidad queden limpias de corrupción y no dar más espacio a empresas como las mencionadas.



"Ahora el PRI tiene la opción para definirse: o va a seguir con el salinismo como política o va a retomar el camino del presidente (Lázaro) Cárdenas y de Adolfo López Mateos (...), es una oportunidad histórica para el PRI, de definición. Así que ya no hay para donde hacerse", recalcó el ejecutivo federal.



Llamó a privilegiar el interés de los mexicanos y a no permitir más saqueos como los que ocurrieron en el periodo neoliberal.

El presidente estuvo acompañado por el secretario de Marina, José Rafael Ojeda Durán; de Relaciones Exteriores, Marcelo Ebrard Casaubón; entre otros, así como por el gobernador Cuitláhuac García Jiménez.