En EU condenan por narcotráfico a ´La Reina´, cercano a García Luna

El ex policía federal Iván Reyes Arzate recibió una condena de 10 años de prisión -menos los dos que ya ha estado encarcelado- por delitos de narcotráfico y corrupción ante un tribunal federal en Nueva York, en donde también se intentó asegurar que no sería testigo cooperante en otros casos pendientes en Estados Unidos.

En una audiencia breve ante el juez federal Brian Cogan del Tribunal del Distrito del Este de Nueva York en Brooklyn -en la misma sala en que se realizó el juicio del ´Chapo´ Guzmán y donde procede el caso contra el ex jefe del hoy sentenciado, Genaro García Luna- Reyes Arzate fue sentenciado a la condena recomendada por los fiscales; serán ocho, ya que se incluyeron los dos años que ha estado encarcelado desde que fue arrestado por los cargos de conspiración de tráfico internacional de cocaína.

en_eu_condenan_por_narcotrafico_a_la_reina,_cercano_a_garcia_luna

Lo más notable fue el esfuerzo, tanto por el acusado como por los fiscales y el juez, de asegurar que Reyes Arzate no será testigo "cooperante" en otros casos. Desde que se "entregó" voluntariamente a las autoridades en Chicago en 2017 después de que se giró una orden de arresto, como por sus decisiones de no disputar los cargos en su contra en juicios, se han generado suposiciones de que estaba buscando acuerdos con los fiscales a cambio de su cooperación.



Hoy el juez Cogan, después de consultar en privado con los fiscales, declaro que Reyes Arzate no es "cooperante" y puso bajo sello los documentos en el caso, argumentando que era para no revelar estrategias empleadas en las investigaciones de este y otros casos. Esto poco después de que el acusado se quejó de que lo estaban agrediendo en la prisión por filtraciones en los medios de que era "cooperante".

Reyes Arzate estaba a cuatro días de concluir una condena que se dio en enero de 2020 por cargos girados en Illinois, cuando fue arrestado de nuevo bajo los cargos federales formulados en Nueva York por los cuales fue sentenciado este miércoles.

Él se declaró culpable de conspiración para la distribución internacional de cocaína en octubre del 2021, en los cuales se afirma que en su calidad de comandante de la Unidad de Investigaciones Sensibles se reunió con jefes del llamado cartel El Seguimiento 39, para informarles sobre una investigación conjunta con autoridades estadunidenses y acepto un soborno de 290 mil dólares.



Reyes Arzate fue integrante de la Policía Federal desde 2003 a 2016, y en 2008 fue nombrado comandante de la Unidad de Investigaciones Sensibles. Fue cesado poco después de se reunió con los líderes de El Seguimiento 39.

La Unidad de Investigaciones Sensibles fue una entidad creada con apoyo del gobierno en Washington, en particular la DEA, y conformada de personal vetado y capacitado por oficiales estadunidenses.


Reyes Arzate fue uno de los principales interlocutores en las operaciones antinarcóticos bilaterales, trabajando directamente con agentes de la DEA en México e intercambiando inteligencia con sus contrapartes estadunidenses.

CON INFORMACIÓN DE:



La Jornada