En este municipio prohibirán dar de comer a los ‘lomitos’ callejeros

Una gran polémica se ha desatado en grupos animalistas y vecinos de la ciudad de Mérida, Yucatán, debido a los cambios aprobados hace unos días en el Reglamento de Protección a la Fauna.

en_este_municipio_prohibiran_dar_de_comer_a_los_lomitos_callejeros

La modificación prohíbe dar de comer a los animales en situación de calle, y quien lo incumpla podría recibir una sanción que va de las 100 hasta las cinco mil unidades de Medida y Actualización (UMA); es decir, de ocho mil a más de 440 mil pesos.



Para la regidora Ana Gabriela Aguilar, aunque dicha medida tiene como finalidad el reducir el número de jaurías en la calle, una situación cada vez más común en la ciudad, es algo “inhumano”, ya que es difícil que por las condiciones climáticas de la zona se pueda negar alimento a un ser vivo.



“Más que prohibir deberíamos invitar a los ciudadanos a acoger a estos animales, les den un hogar formal; no solo es prohibir alimentarlos, sino el darles una mejor vida”.


Por su parte, el activista Raúl Argáez Ortega, indicó que esta disposición afecta la labor de personas y asociaciones que se dedican a alimentar y cuidar de estos animales; “no solo afecta a quienes alimentan a perros y gatos, sino a los animales en general (…) hay gente que se dedica a alimentar a las palomas desde hace muchos años y se preguntan si también los van a multar”.



Esta disposición tomó por sorpresa a los protectores de animal, ya que aunque fueron consultados para crear el reglamento, esta disposición no fue puesta a discusión, por lo cual podrían buscar incluso amparos contra el nuevo reglamento.



Medida, para proteger a los animales

El alcalde de Mérida, Renán Barrera Concha, sostuvo que sí habrá sanciones para quien incumpla con las nuevas medidas, que lo único que buscan es evitar situaciones de maltrato, que ya han ocurrido en la ciudad.

“Es un tema de salud; la alimentación en la calle llega a ser perjudicial (…) Fomentar la fauna silvestre lo que puede generar es afectaciones para ellos mismos y un problema de salud pública que tenemos que cuidar”.

En ese sentido, el edil recordó que se han dado situaciones de envenenamiento de animales en algunas colonias, con lo cual sostuvo que lo único que se busca con el nuevo reglamento es dar una mejor atención al tema y fomentar la adopción.