Volcán de La Palma entra en fase explosiva extrema

El volcán de la isla española de La Palma presentó una nueva boca eruptiva y una mayor explosividad, lo que obligó este viernes a evacuar a los vecinos que aún permanecían en tres de las zonas más amenazadas.

volcan_de_la_palma_entra_en_fase_explosiva_extrema

Investigadores españoles registraron este viernes un episodio explosivo sin precedentes desde el inicio de la erupción del volcán de Cumbre Vieja, ubicado en la isla canaria de La Palma, que puede provocar que el cono volcánico principal se derrumbe parcial o totalmente.



A causa de eso, al menos 160 residentes de las localidades de Tajuya, Tacande de Arriba y Tacande de Abajo se vieron obligados a dejar sus viviendas en 15 minutos, siguiendo las recomendaciones del comité científico del Plan Especial de Protección Civil ante Riesgo Volcánico de Canarias (Pevolca), informaron medios locales.



“Los peligros a los que se enfrentaría la población si se produjera un derrumbe del cono volcánico, serían las coladas de lava de alta temperatura y contenido de gases, poco viscosas y pueden saltar obstáculos topográficos”, explicó María José Blanco, directora del Instituto Geográfico Nacional (IGN) en el archipiélago.


La funcionaria señaló que se registró un “aumento de la intensidad” de Cumbre Vieja, que siguió creciendo, y explicó que actualmente existen tres centros de emisión, dos de los cuales son nuevos –y están a poca distancia uno del otro–, y lanzan una lava “muy similar, muy fluida, que discurre por encima de las coladas emitidas anteriormente”.



Agregó que también los materiales arrojados por el volcán podrían alcanzar una mayor distancia con “una densa caída de cenizas”. “Pero el escenario peor sería el desmoronamiento parcial o total del cono eruptivo, generando flujos de alta velocidad que podrían expandirse literalmente llegando a las zonas que no estaban previamente evacuadas”, subrayó.



Por otra parte, los expertos indican que la colada más avanzada -la que alcanzó la zona de Todoque, de 1.200 habitantes- prácticamente no se mueve y no se sabe si finalmente llegará al mar.