Palestina llama al mundo a poner freno a la "agresión israelí"

Las calles de Gaza estaban desiertas ayer después de una nueva serie de bombardeos nocturnos del ejército israelí, que destruyeron 15 kilómetros de túneles milicianos y las viviendas de nueve supuestos comandantes de Hamas, según reporte del mando militar israelí, tras una semana que dejó más de 220 muertos.

palestina_llama_al_mundo_a_poner_freno_a_la_agresion_israeli

El premier palestino, Mohamad Shtayé, reclamó a la comunidad internacional que actúe para “detener la agresión” de Israel, en una jornada en la que fue derribado el edificio de cinco pisos donde se encontraba el Ministerio de Asuntos Religiosos, espacio que, de acuerdo con Israel, albergaba el principal centro de operaciones de las fuerzas de seguridad interna del movimiento islamita.



La Media Luna Roja catarí afirmó que sus oficinas en la ciudad de Gaza resultaron dañadas, y el Ministerio de Salud indicó que sus locales fueron alcanzados por los misiles.



El único laboratorio que realizaba pruebas de Covid-19 en la franja de Gaza dejó de operar, después de que la clínica que lo albergaba fue atacada.


Tedros Adhanom Ghebreyesus, director de la Organización Mundial de la Salud, resaltó que la protección de las infraestructuras médicas y del personal de salud es un “imperativo en cualquier circunstancia”, y añadió: “es esencial que las normas humanitarias internacionales sean totalmente respetadas”.



El ejército israelí indicó que atacó nueve viviendas de altos mandos de Hamas, algunas de las cuales eran utilizadas para “almacenar armas”, y un navío sospechoso.



La Yihad Islámica, segundo grupo armado palestino en la franja de Gaza, reconoció que Hosam Abu Harbid, uno de sus comandantes, murió en un ataque.

“Nunca había visto bombardeos de este calibre”, aseguró Mad Abed Rabbo, de 39 años, quien vive en el oeste de la ciudad de Gaza y dijo sentir “horror y miedo”.

Al menos 212 palestinos han muerto en una semana de bombardeos sobre Gaza, incluidos 61 niños y 36 mujeres, y más de mil 400 personas han resultado heridas, según cifras del Ministerio de Salud.

Al menos 10 personas, entre ellas un niño de cinco años, han fallecido y 294 han resultado heridas por los ataques con misiles lanzados desde áreas civiles de Gaza hacia áreas civiles en Israel.

Un boquete en uno de los pisos de un edificio de concreto de varios niveles mostraba el impacto de los bombardeos que ahí cobraron cinco vidas.