Evacuación en Afganistán "es la más grande y difícil de la historia": Biden

El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, dijo este viernes que la evacuación desde Afganistán es "una de las más grandes y más difíciles de la historia" ante el caos en el aeropuerto de la capital Kabul, desde donde miles de personas intentan salir del país tras la llegada de los talibanes al poder. Biden hizo estas declaraciones en una rueda de prensa desde la Casa Blanca, mientras continúan las evacuaciones de estadunidenses y de sus aliados de Afganistán, de donde Estados Unidos ha sacado hasta ahora a unas 13 mil personas desde el 14 de agosto.

evacuacion_en_afganistan_es_la_mas_grande_y_dificil_de_la_historia:_biden

"Esta misión de evacuación es peligrosa. Implica riesgos para nuestras fuerzas armadas y se lleva a cabo en circunstancias difíciles", dijo el mandatario en un discurso desde la Casa Blanca.



No puedo prometer cuál será el resultado final o que será sin riesgo de pérdida [...] Pero como comandante en jefe, puedo asegurarles que movilizaré todos los recursos necesarios".

En este sentido, remarcó, "vamos a hacer todo lo posible, todo lo que podamos para ofrecer una evacuación segura a nuestros aliados y socios afganos, así como a los afganos que puedan ser perseguidos por su relación con Estados Unidos. Además, Biden aseguró que las fuerzas de estadunidenses sacarán de Afganistán a todos sus ciudadanos que quieran regresar a casa.

También insistió en la necesidad de concentrar la presión internacional sobre los talibanes respecto al trato que dan a los afganos, y en concreto a las mujeres y niñas, ante la inquietud generada por la llegada de los fundamentalistas al poder.



Estados Unidos inició la retirada de sus tropas de Afganistán en mayo pero se ha visto obligado a acelerar la evacuación de los estadunidenses que quedan en Afganistán y de sus aliados tras el rápido avance de los talibanes, que el pasado domingo tomaron Kabul y controlan casi todo el país tras la huida del hasta ahora presidente afgano, Ashraf Ghani.

Además, Estados Unidos ha tenido que mandar refuerzos militares para garantizar la seguridad del aeropuerto, después de la caída de la capital en manos de los insurgentes, algo que tomó por sorpresa a Washington