Detienen en Italia a Carles Puigdemont, expresidente del gobierno catalán

El expresidente del gobierno catalán Carles Puigdemont fue detenido este jueves en Cerdeña por las autoridades italianas, en atención a la orden de búsqueda y captura del Tribunal Supremo (TS).

detienen_en_italia_a_carles_puigdemont,_expresidente_del_gobierno_catalan

España demandó al líder separatista catalán por sedición, al decir que ayudó a organizar el referéndum de independencia de 2017, considerado ilegal por los tribunales españoles.



En marzo, el Parlamento Europeo despojó a Puidgemont de la inmunidad de la que disfrutaba como diputado desde 2019. Puigdemont vivía en un exilio autoimpuesto en Bélgica.



Fuentes del Supremo consultadas por Europa Press indican que la policía italiana pondrá a Puigdemont a disposición de la autoridad judicial italiana.


Uno de los colaboradores del expresidente, Josep Lluis Alay, señaló en su perfil de Twitter que Puigdemont se había desplazado esta misma tarde a Alguer (Cerdeña) procedente de Bruselas para asistir a un encuentro internacional, y para reunirse con el presidente de la región y con el síndico de Alguer.



Tras la detención, la oficina del expresidente del gobierno catalán indicó que el viernes pasará a disposición de los jueces de la Corte de Apelación de Sasser (Cerdeña), que es competente para decidir sobre su puesta en libertad o su posible extradición.



El instructor del ‘procès’, Pablo Llarena, acudió el pasado mes de marzo al Tribunal Superior de Justicia de la Unión Europea (TJUE), con el respaldo de la Fiscalía, para que determinara las razones por las que se puede emitir y, sobre todo, rechazar una orden de detención y entrega europea (OED), reaccionando así a la decisión del Tribunal de Apelaciones de Bruselas de no enviar al conseller Puig a España.

Llarena pretendía que el TJUE arrojara luz sobre la decisión marco 2002/584/JAI que regula las euroórdenes para que, en base a los criterios fijados por la corte comunitaria, “pueda adoptar una decisión concreta en torno a mantener, retirar o emitir nuevas ODEs respecto de todos o algunos de los copartícipes procesados en esta causa“.

De esta manera, buscaba reactivar el caso que actualmente se encuentra paralizado por la situación de rebeldía de los investigados -Puigdemont, Comín y Puig están huidos en Bélgica y Ponsatí, en Reino Unido- y por el hecho de que un Estado miembro ya ha denegado la primera de las euroórdenes dictadas en el marco de esta causa.

CON INFORMACIÓN DE:

Aristegui Noticias