Aumentan los muertos en tercera jornada de violencia entre Israel y Gaza

La escalada de violencia entre Israel y las milicias palestinas de Gaza entró este miércoles sin interrupción en una tercera jornada que sigue aumentando las víctimas mortales, con 48 palestinos muertos -14 menores- en el enclave y otras seis personas -entre una adolescente- en Israel.

aumentan_los_muertos_en_tercera_jornada_de_violencia_entre_israel_y_gaza

Hasta el momento, los grupos islamistas Yihad Islámica y Hamás han disparado 850 cohetes y al menos dos misiles contra Israel, que ha respondido con más de 500 bombardeos contra objetivos de la franja y asegura haber matado a al menos una veintena de milicianos.



Después de una intensa madrugada de ataques desde el enclave, con una nueva ráfaga de cohetes que hizo sonar de nuevo las alarmas en el área de Tel Aviv, los bombardeos israelíes se centraron de forma intensa durante cuatro horas, desde las 3.00 GMT a las 7.00 GMT, en la ciudad de Gaza.



Las alarmas antiaéreas no han dejado de sonar en Israel, ni las explosiones en el superpoblado y bloqueado enclave palestino.


Las brigadas de Azedín al Qasam, ala armada del movimiento islamista Hamás, lanzaron hoy un misil anti-tanque que, junto con las dos víctimas de la madrugada en la ciudad árabe-israelí de Lod, elevó los muertos a seis en Israel.



Hasta el momento, las víctimas mortales en Israel se han llevado la vida de dos mujeres israelíes, un hombre árabe-israelí y su hija de 16 años, así como una mujer de nacionalidad india.



El misil lanzado esta jornada es el segundo que han disparado las milicias, después del lanzamiento del primer día. El Ejército había avisado a los residentes cercanos a la franja que permanecieran en sus viviendas ante el riesgo de estos disparos.

Además de los 850 proyectiles que alcanzaron Israel, gran parte de los cuales interceptó el sistema de defensa Cúpula de Hierro, más de 200 cohetes fallidos cayeron en la misma franja.

Según cifras del Ejército, la Cúpula de Hierro ha tenido hasta ahora una efectividad del 90 por ciento en sus intercepciones de proyectiles.

Los últimos bombardeos del mediodía en la franja de Gaza elevaron los muertos a 48, 14 de ellos menores y tres mujeres.

El Ejército israelí que siguió atacando objetivos militares de las milicias y operativos aseguró haber matado a una veintena de milicianos.

Hoy confirmó la muerte de varios altos rangos de Hamás, entre ellos uno cercano a Mohamed Deif, el comandante de la Brigadas de Al Qasam.

Además, el Ejército israelí destruyó túneles, fábricas de armamento y las lanzaderas contra las que se lanzaron ayer ráfagas de cohetes hacia Ashkelón y Ashdod, duramente castigadas este martes.

"El Ejército ejecutó hoy una serie de severos ataques. Hemos atacado escuadrones de mando y la infraestructura central de Hamás y continuaremos haciéndolo en defensa de todos los residentes de Israel", declaró el ministro de Defensa, Beny Gantz, desde la ciudad de Ashkelón.

El presidente israelí, Reuvén Rivlin, condenó con contundencia los disturbios en las ciudades árabes-israelíes, al referirse a "la visión de progromo en Lod y los disturbios en todo el país por una turba árabe incitada y sedienta de sangre, hiriendo a la gente, dañando propiedades e incluso atacando espacios sagrados judíos es imperdonable".