Asalto a Capitolio de EE. UU. fue "una insurrección armada": Biden a un año de ataque

El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, dijo que el asalto al Capitolio de hace un año, que dejó saldo de cinco personas fallecidas y 140 lesionadas, fue una "insurrección armada" y acusó al exmandatario, Donald Trump, de no hacer nada al respecto "durante horas".

asalto_a_capitolio_de_ee._uu._fue_una_insurreccion_armada:_biden_a_un_ano_de_ataque

En un mensaje desde el Capitolio, Biden aseguró que el expresidente Trump se negó a aceptar los resultados de las elecciones, por lo que intentó impedir un traspaso de poder pacífico.



"Esto es algo sin precedentes en la historia de nuestro país, él se negó a aceptar el resultado de las elecciones y la voluntad del pueblo estadounidense. Algunos valerosos hombres y mujeres del partido republicano, que han hecho frente defendiendo los principios del partido, otros están convirtiendo el partido en otra cosa", dijo.



Afirmó que las elecciones de 2020 fueron "la demostración más grandiosa de democracia" y acusó a Trump de crear una "red de mentiras" e incitar a sus seguidores a asaltar el Capitolio, por lo que reza para que nuca se repita un hecho similar.


"Su ego herido le importa más que nuestra democracia y nuestra Constitución. No puede aceptar que perdió", mencionó.



El 6 de enero del 2020, cerca de 10 mil personas —la mayoría simpatizantes de Trump— marcharon hacia el Capitolio y unas 800 irrumpieron dentro del edificio para impedir que se ratificara la victoria del ahora presidente estadounidense, Joe Biden, frente al candidato republicano en las elecciones de noviembre de 2020.



El expresidente dio un mitin ante sus seguidores justo antes del asalto, en el que alentó a la multitud a marchar hacia el Capitolio y "luchar" para evitar que se certificara el resultado electoral.

Un año después, la trágica jornada continúa marcando gran parte de la agenda política de Estados Unidos.