No fue fuego cruzado, Fuerza Civil mató a niños en Amatlán, acusan

Con una caminata por las calles de Córdoba, familiares de Jonathan y Eduardo, los dos menores de 13 y 15 años que murieron en Amatlán de los Reyes el pasado 2 de julio demandaron una reunión con la fiscal general del estado y el secretario de Seguridad Pública y reiteraron que no fueron balas de un fuego cruzado las que los mataron, sino las de la Fuerza Civil.

Al dar un mensaje, los familiares señalaron que nueve días después de ese crimen que se llevó a sus niños, ellos claman justicia.

no_fue_fuego_cruzado,_fuerza_civil_mato_a_ninos_en_amatlan,_acusan
no_fue_fuego_cruzado,_fuerza_civil_mato_a_ninos_en_amatlan,_acusan
no_fue_fuego_cruzado,_fuerza_civil_mato_a_ninos_en_amatlan,_acusan
no_fue_fuego_cruzado,_fuerza_civil_mato_a_ninos_en_amatlan,_acusan
no_fue_fuego_cruzado,_fuerza_civil_mato_a_ninos_en_amatlan,_acusan

Señalaron que la mañana del 2 de julio ellos fueron a  las escuelas de los menores a recoger sus boletas y ya en su casa les dijeron que habían pasado todas sus materias, lo cual los emocionó, horas más tarde, ya habían muerto tras recibir varios disparos.


PUBLICIDAD

"Repudiamos  que se haya hecho creer a la sociedad que su muerte fue resultado de un enfrentamiento o de un fuego  cruzado, los menores estaban solos en un predio privado y las únicas armas que se dispararon fueron las de la policía del Estado", sostuvieron.

Por ello, exigieron al gobierno del estado que se investiguen los hechos que derivaron en este "asesinato cobarde" de manera imparcial y expedita y los culpables sean castigados y se garantice que ningún menor más, ninguna familia más, será lastimada de esta forma, además de que se garantice la formación de los elementos policiacos y su acreditación de los controles de confianza.

Los familiares demandaron una reunión con la fiscal general del estado y el secretario de Seguridad Pública.


PUBLICIDAD

Agradecieron a quienes han caminado a su lado, al obispo de Córdoba, Eduardo Cirilo  Carmona Ortega, y a la Pastoral Social de la Diócesis de Córdoba por solidaridad y abrazo fraterno; a sus vecinos de La Patrona, a la sociedad civil y a las organizaciones emanadas de ésta que sin conocerlos les han dado a conocer su apoyo.

Los familiares, entrevistados tras dialogar con el obispo, expresaron que salieron de hablar con él con mucha paz en su corazón, pero no por eso desistirán en su  demanda de justicia y caigan los responsables.


PUBLICIDAD

Señalaron que hoy en día no se puede confiar en las autoridades porque ellos mismos van a matarlos e incluso ellos temen por sus vidas.


PUBLICIDAD


PUBLICIDAD



PUBLICIDAD


PUBLICIDAD