Más de 600 agresiones contra veracruzanas durante pandemia

Un total de 662 agresiones, 520 desapariciones, 115 homicidios y 116 feminicidios, es el saldo de la violencia contra las mujeres en el estado de Veracruz durante la contingencia sanitaria del COVID-19, lamentó la agrupación Marea Verde Altas Montañas.

mas_de_600_agresiones_contra_veracruzanas_durante_pandemia

Informaron que de acuerdo a datos proporcionados por el Observatorio Universitario de Violencia contra las Mujeres, estos hechos se cometieron del 23 de marzo del 2020 al 30 de junio de 2021.



La integrante de la agrupación, Luz María Reyes Huerta, señaló que con el anuncio hecho por el DIF Nacional para atender a menores en orfandad por feminicidio, Marea Verde Altas Montañas espera que pronto se pueda hacer una realidad la activación del mismo mecanismo en el estado de Veracruz.



Recalcó que en este último apartado también están inmersas las víctimas indirectas de feminicidios, pues detrás de estas muertes hay menores que quedan en la orfandad, desprotegidos totalmente, sobre todo cuando se registran casos en que el agresor es el propio padre.


"Cuando te hablo de una atención integral es un todo, desde la atención psicológica, educativa, en la salud, es una integralidad que deben de ver al atender a un niño que quedó huérfano por feminicidio".



Reyes Huerta detalló que de 116 feminicidios el 50 por ciento se han registrado en la zona centro del estado, “los últimos que habíamos sacado de la región eran 19 en este año, más lo del año anterior que oscilan en unos 50”.



Subrayó que para poder concretarlo, las autoridades estatales podrán aplicar el protocolo nacional o si creen que hay condiciones muy específicas podrían hacer el propio, “replicar y decir ‘hagamos el nuestro a partir de la realidad que tenemos nosotros’, si es que creen que hay mucha diferencia de lo que plantea el DIF Nacional”.

Por último, la activista vio con buenos ojos que se empiece a atender a estas víctimas indirectas que no tuvieron culpa de nada y a las cuales se les debe de dar una vida digna.