Cobertura Qatar 2022

Falso que los Tiburones Rojos de Veracruz estén desafiliados: Fidel Kuri

El exdueño de los Tiburones Rojos, Fidel Kuri Grajales, señaló que siempre ha pagado a la FMF

Falso que los Tiburones Rojos de Veracruz estén desafiliados: Fidel Kuri

El empresario Fidel Kuri Grajales aseguró que sigue siendo dueño de los Tiburones Rojos del Veracruz y es falso que el equipo esté desafiliado, y se comprometió a devolver el futbol profesional a los veracruzanos.

Reprochó que la Federación Mexicana de Futbol siempre haya tratado al Veracruz como "el pendejo", al equipo que usaban para exhibir todo lo malo, como chivo expiatorio o carne de cañón para justificar corruptelas.

"Soy tiburón rojo y Veracruz no mece un equipo de esos pedorros, que no son de ascenso, sino que son de expansión. Los veracruzanos necesitan su equipo, conmigo o sin mí. Yo se los voy a devolver a la afición", añadió.

Señaló que él tiene el compromiso personal y moral de regresar el futbol profesional a Veracruz, pues él lo llevó y se los va volver a dejar.

Al dar una entrevista para un programa de YouTube conducido por Jorge "El Burro" Van Rankin, Fidel Kuri narró parte de su experiencia en la cárcel, así como de todo el caso legal que lo llevó a prisión.

Ahí reconoció que por "pendejo" fue que tuvo que pagar deudas que no le correspondían a él, sino que eran una herencia de los exdueños del equipo Rafael Herrerías y Mohamed Morales.

Aún así, estuvo cumpliendo con cada uno de los pagos que la Federación Mexicana de Fútbol le fue exigieron para evitar perder al equipo, su desafiliación o que lo castigaran con perder puntos.

Fidel Kuri precisó que el equipo no está desafiliado, pues él ha venido cumpliendo con cada uno de los pagos que le exigió la Federación Mexicana de Futbol, y si acaso, la sanción que le correspondía era la de no participar en el torneo inmediato de cuando se informó que estaba desafiliado.

Mencionó que los estatutos establecen que para concretar la desafiliación le debieron permitir el ingreso a la junta de dueños, a la cual ya no le dejaron pasar a la sede, para brindarle una oportunidad de solución, así como presentar sus alegatos.