Yunes- Lobeira en aprietos



Nunca como ahora, el Instituto Nacional Electoral (INE) había sido tan estricto en la fiscalización a los partidos políticos. Prueba de ello es que está por aplicar multas por un monto histórico global de mil 203 millones de pesos a todas las fuerzas partidistas por irregularidades detectadas en el manejo financiero de las campañas federal y locales, sanción que será sometida a la aprobación de su Consejo General en la sesión de este jueves.

La Comisión de Fiscalización del INE, por ejemplo, aprobó multar con 40 millones de pesos al PVEM por la contratación de los llamados “influencers” que promocionaron su oferta política en redes sociales en plena veda electoral, mientras que Movimiento Ciudadano sería castigado con 55 de millones de pesos por la difusión en redes sociales de mensajes de Mariana Rodríguez a favor de la candidatura de su esposo Samuel García, gobernador electo de Nuevo León, los cuales no fueron reportados como gastos de campaña. También dictaminó que a dichos gastos deben sumarse 27 millones correspondientes al monto económico de esos mismos mensajes.

Así que si la familia panista Yunes Márquez cree que podría salirse con la suya con el cuestionado triunfo electoral de Paty Lobeira –quien de última hora sustituyó a su esposo Miguel Ángel Yunes Jr. en la candidatura de la coalición PAN-PRI-PRD a la alcaldía del puerto de Veracruz–, bien podría llevarse tremenda sorpresa, ya que MORENA formuló un procedimiento presentado ante la Unidad Técnica de Fiscalización del INE sobre el presunto rebase del tope de gastos de campaña de los dos candidatos postulados por la alianza opositora, la cual será sancionada con 220 millones de pesos, alrededor de 20 por ciento del total nacional y estatal, por las multas acumuladas de los tres partidos.

Y es que el Organismo Público Local Electoral había establecido como tope de gastos para la elección municipal porteña, integrando el financiamiento público y privado, poco más de 2.8 millones de pesos.

MORENA cuestionó que la coalición PAN-PRI-PRD contó con dos candidatos –pues Yunes Márquez fue sustituido por su esposa al ser anulada su candidatura por la falsedad en declaraciones ante la autoridad electoral sobre el cumplimiento de los requisitos de elegibilidad– pero sólo reportaron un gasto total superior a 950 mil pesos, no obstante que debieron cambiar toda su propaganda.

Ante tal discrepancia en su ostensible gasto desmedido y la injerencia del Ayuntamiento porteño en la mencionada campaña, el equipo jurídico y electoral del candidato de Morena, Ricardo Exsome, procedieron a tomar la matriz de precios de los proveedores registrados ante el INE, así como diversas cotizaciones sobre estos parámetros para poner a la vista del órgano fiscalizador una cifra total de 9 millones 100 mil pesos de erogaciones reales del PAN y sus dos candidatos.

Hay una diferencia sustantiva puesto que lo reportado representa poco más del 10 por ciento de la cuantificación realizada sobre publicaciones y videos expuestos en medios de comunicación y distintas redes sociales.


Más columnas




Luis Alberto Romero

PUBLICIDAD


PUBLICIDAD