Visibilidad Comercial

Columna: Entornos




Desde el año pasado muchas empresas de entretenimiento han dado de qué hablar ante sus decisiones inclusivas, criticadas por muchos y aplaudidas por otros más, que sin duda visibilizan a las mal llamadas ´minorías´ como la población afrodescendiente, así como a la extensa comunidad LGBT+.

Hace unos días vi con asombro, pero un asombro positivo, que DC Comics anunció que el nuevo Superman será bisexual, pero no se trata del Clark Kent que todos conocemos, sino del hijo de éste con Luisa Lane; el toque especial es que su hijo tendrá una relación sentimental con otro hombre.

Se trata de Jon Kent y su colega periodista Jay Nakamura, cuya amistad fue lleva al cómic desde agosto, pero en la siguiente entrega, un beso es lo que dará la pauta.

A muchos podrá parecerles abominable un beso entre hombres o que se intente normalizar la bisexualidad o hacerla ver como una transición a la aceptación homosexual, cuando es todo lo contrario; no debemos estigmatizar ni las preferencias ni las formas de amar.

El tratamiento que se le da a este nuevo personaje me parece del todo lo más acertado, lo más decoroso y respetuoso, pero también me lleva a pensar a que en aras de la inclusión y de nuevos públicos, esto se volvió una visibilidad comercial, aunque Jon Kent no es el primero en ser usado por una compañía dedicada al entretenimiento.

Más allá de todo esto, lo que me pareció sumamente positivo es que se hable de la bisexualidad como algo que ocurre en nuestro entorno, pues pareciera que asumirse así es toda una vorágine de conflictos y de muchos estigmas a comparación de quien se identifica en sus preferencias como gay, como lesbiana, transexual o transgénero.

En 2019 Disney anunció que para su nueva versión de ´La Sirenita´ en ´live action´ (versión con personajes reales), la cantante afroamericana  Halle Bailey sería su protagonista; posteriormente en mayo de este año el actor también afroamericano Billy Porter encarnaría a la hada madrina de ´La Cenicienta´, aunque en esta ocasión no llamó la atención por su color de piel, sino por ser la primera persona no binaria en encarnar al personaje.

Todas estas noticias en su momento generaron polémica, incluso las declaraciones de Iván Chincoya, primer diputade de la Comunidad LGBT+ elegide en el Congreso Local, quien solicitó se le llamé así: ´diputade´, con el lenguaje neutro.

Nuestro estado no es ajeno a estas transiciones, las personas LGBT+ forman parte de nuestro entorno, lo queramos o no, son parte de nuestra población activa, quienes por el hecho de ser humanos tienen derechos al igual que todos, pero tal pareciera que el derecho a amarse, a una vida con respeto y dignidad, es algo que se les prohíbe, que se les sataniza y de lo cual se les relega.

Me parece absurdo que se deba pelear e exigir ante el Congreso Local y ante la sociedad por derechos que todos tenemos de manera irrenunciable; mucho tiene que ver con grupos conservadores y religiosos, sin embargo, vivimos en un estado laico en el que todos somos iguales ante la ley en la teoría, pero no en la práctica.

Y si tanto evocamos la religión, amar al prójimo es lo que pocos cumplen al rechazar a las personas LGBT+, no intentemos comprender, ni imponer o aceptar, sólo respetemos.

Aunque me desvié un poco del tema central, me parecía pertinente decir todo lo anterior; sin embargo, con la adaptación al comic de Superman y La Cenicienta, debemos cuestionarnos si más allá de la inclusión de la diversidad sexual, esta visibilidad se enfoca a lo comercial, a una estrategia de Marketing que ante la Pandemia de Covid-19, ante la cantidad de personas en redes sociales ávidas de ser tomadas en cuenta, buscan un público con el que puedan sostenerse y al que han vuelto ahora su nuevo mercado ante las importantes tendencias que representan en redes sociales y las diversas plataformas multimedia.

Incluso veía a medios de comunicación como Milenio, El Universal, El País, la BBC, entre otros, cuentan entre sus secciones información para la Comunidad LGBT+; aquí me pareció positivo, pero a la vez me provocó sentimientos encontrados, pues el periodismo es objetivo, universal y abierto, con acceso para todos, por lo que no habría necesidad de clasificar en una sección a las personas, sin embargo, creo que en aras de la equidad y la visibilidad, éste es un nuevo panorama que debemos plantearnos los periodistas ante audiencias que siempre han estado ahí, pero que por mucho tiempo ignoramos y es gracias a los activistas que nos recuerdan que sus causas deben ser cubiertas.

TELONEROS ESTE VIERNES POR EL FACEBOOK DE DIARIO DEL ISTMO

Recuerden que este viernes los veo en ´Teloneros´ con Alí Omar, un cantante minatitleco, cuyo género predilecto es la salsa, que no sólo ha hecho carrera en su ciudad natal, sino en Coatzacoalcos y en otros estados.

La cita es este viernes a las 19:00 horas en la página de Facebook de Diario del Istmo.

Dudas, sugerencias y comentarios al correo hedsan@gmail.com

Facebook: Heder Cabrera

Twitter: @Hedsan


Más columnas



Maricarmen García Elías

Mi primera vez

Columna: Maricarmen García Elías