¿Un militar a la corte?



El lunes pasado, al inaugurar el Segundo Periodo de Sesiones 2021 del Pleno de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), el ministro presidente Arturo Zaldívar afirmó que "vivimos tiempos de polarización política y social", y que "el mundo parece dividido en bandos y las personas juzgadoras solemos quedar atrapadas en medio".

"En tiempos como estos, la independencia judicial es un valor del que todos buscan apropiarse. Entender su sentido a cabalidad y no desde la óptica de los distintos actores políticos y sociales, es fundamental para nuestra labor", remarcó Zaldívar, quien puntualizó que "es en las razones plasmadas en las sentencias y no en el sentido de los fallos en donde debe buscarse esa independencia y desde donde debe valorarse por la sociedad".

"Estoy convencido de que, en este segundo período de sesiones, la Corte y todo el Poder Judicial Federal seguirán demostrando su autonomía e independencia. Seguiremos avanzando en la consolidación de una mejor justicia, más accesible, más transparente y más honesta para todas y para todos", expresó el presidente de la SCJN.

Lo externado por el ministro presidente parece ser la respuesta a la queja que el 21 de mayo pasado hizo pública por primera vez el almirante Rafael Ojeda Durán, secretario de Marina, quien en la conferencia mañanera de Palacio Nacional dijo, en alusión a la actuación de algunos jueces federales, que "hay muchos casos que hasta pena nos da que actúen de esa manera, que parece ser que el enemigo lo tenemos en el Poder Judicial y tenemos que cerrar bien ese círculo para poder llevar a cabo la detención", en referencia a los operativos que han montado en contra de traficantes de fentanilo que ahora están metiendo esa peligrosa droga no sólo por los puertos de Manzanillo y Lázaro Cárdenas, sino más al norte del Pacífico, por Ensenada y Guaymas.

Dos meses después, el lunes antepasado, en la conferencia organizada en el Museo Naval del puerto de Veracruz, el mismo jefe militar volvió a señalar que México carece de servidores públicos honestos,  lamentando que "por eso tenemos este problema de una alta corrupción".

Ojeda Durán, oriundo de Xalapa, destacó que tanto la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) como la Secretaría de Marina, "a través de nuestras escuelas, la Heroica Escuela Naval, el Heroico Colegio Militar, creamos mujeres y hombres con valores, con principios, personal que tiene una ética profesional...".

Por eso suena verosímil la versión de que la cúpula militar pretendería recuperar el asiento que hasta 1995 mantuvo en la Suprema Corte  con el coronel Carlos García. Casualmente,  dentro de cuatro meses, quedará vacante la silla del ministro José Fernando Franco, próximo a retirarse.

Y es que entre las controversias constitucionales que está por resolver la SCJN, dos atañen directamente a las fuerzas armadas: la de la Ley Nacional sobre Uso de la Fuerza y la de la Ley de la Guardia Nacional, corporación policiaca que ahora pretenden también  integrar formalmente a la Sedena.


Más columnas




Raúl López Gómez

Amargo despertar boqueño

Columna: Raúl López Gómez