Morena, día del músculo



Parece que Morena pretende enseñar el músculo a toda costa. Y este domingo ha sido elegido para ello.

Y es que es muy coincidente que el líder estatal de ese partido, Esteban Zepeta, haya decidido emprender una intensa gira y en cada municipio visitado se haya gestado una concentración masiva, mientras que en otros, sin su presencia, se haya hecho lo mismo.

En Tempoal, el dirigente recorrió casa por casa, junto con la candidata a presidenta municipal, NadyaHasibe Aradillas Flores, y el abanderado a diputado federal por el distrito 01 de Pánuco, Armando Gómez Betancourt.

Culminaron con un mitin junto al candidato a diputado local por el distrito 01 Pánuco, Luis Fernando Cervantes Cruz. En el que reunieron a cientos de simpatizantes.

En El Higo otra concentración se hizo presente con decenas de brigadas como le llaman entre los morenistas. Además de visitas a locatarios del mercado municipal se hicieron presentes en el mitin con los candidatos a presidente municipal, Gustavo Adolfo García Sánchez, y los aspirantes a diputados local y federal por el distrito de Pánuco.

En Perote de igual forma, en respaldo a Baruch Ortiz, candidato a la alcaldía, y para quien eran presuntamente las cientos o miles de despensas que se descubrieron en la fortaleza de San Carlos, así como los aspirantes a diputados local y federal, Paul Martínez y Carmen Mora se hicieron acompañar de cientos de simpatizantes que con una enorme algarabía sorprendieron a los ciudadanos de ese municipio.

Más tarde fueron acusados que muchos de ellos eran vecinos de otros municipios y que no eran del lugar. Incluso, ni del distrito.

En Coatepec se organizó similar evento, en donde también, según algunos medios, no eran oriundos de lugar los participantes. Lo que sí queda claro es que son cientos o miles de simpatizantes que se concentraron por diversos distritos y parece que Morena quiso simultáneamente demostrar su artillería electoral interna. Y le resultó el tiro.

MUY EN CORTO

LANZA CRÍTICA REX A YUNES. A 21 días de la elección para renovar alcaldías y congresos estatal y federal, llama la atención las declaraciones domingueras del candidato morenista, Ricardo Exsome Zapata, cuando se refiere a que donará su salario como alcalde de Veracruz y que se acabarán los privilegios y despilfarros de los funcionarios municipales, sin contar con que criticó a los personajes que no saben lo que cuesta ganarse un peso, ya que desde siempre han vivido de la política.

Y decimos que llama la atención porque evidentemente se refirió al actual inquilino del palacio municipal de Veracruz, Fernando Yunes, quien junto con su hermano Miguel -quien busca relevarlo en el trono-, desde que nacieron han vivido del erario público como príncipes de la realeza británica. Y por otro lado, el discurso de Exsome pocas veces se va perfilando en ese sentido, pues siempre ha antepuesto la prudencia.

Aseguran sus detractores que las ostentosas residencias en México y en el extranjero, yates, carros sofisticados, viajes por todo el mundo, guaruras y un sinfín de lujos, son parte de los costosos beneficios que los integrantes del Clan Yunes han obtenido gracias a sus cargos públicos dentro del PRI y del PAN.

Nadie que se precie vivir de su honesto salario –aunque sea del gobierno- podría tener ese caudal de lujos. 

Para nada se justifica que, por ejemplo, Miguel Ángel Yunes Márquez –quien ha sido dos veces alcalde de Boca del Río- tenga una residencia de casi 40 millones de pesos.

Cuentan los que saben que tan sólo acondicionar la cocina de dicha residencia costó a los mexicanos alrededor de 10 millones de pesos.

Sobre ese tema, en el 2012, el influyente periódico Reforma publicó lo siguiente: "El exalcalde de Boca del Río, Veracruz, Miguel Ángel Yunes Márquez, estrenó mansión de aproximadamente 35 millones de pesos".

"La construcción se hizo sobre un predio de 3 mil metros cuadrados que se localiza a orillas de El Estero, dentro del municipio de Alvarado, y que cuenta con un garaje para siete autos, siete habitaciones, alberca y sala de cine". El impuesto predial de ese bien inmueble en Alvarado anda en unos 120 mil pesos, según las versiones.

Ahora, afirman los analistas que de dicha exhibida, como conquistador nazi, Miguel Yunes Márquez busca ser alcalde de Veracruz, pero lo hace en circunstancias totalmente diferentes: sus bonos electorales están a la baja y la marca partidista que le acompaña –la del PAN- no tiene la misma aceptación de la gente. Por eso quizá está asumiendo la estrategia de víctima.

LA MAFIA DE OSCAR LARA Y ARGUDÍN. Una presunta imagen que circula en redes sociales revela que después de abandonar el Partido Movimiento de Regeneración Nacional, Oscar Lara Hernández, se volvió a "vender" a la familia Yunes con tal de evitar que Morena gane las elecciones en el Puerto de Veracruz ya que se ha disgustado con Ricardo Exsome quien busca por Morena la presidencia municipal porque no lo respaldó en sus corruptelas.

La fotografía muestra como el expanista, exmorenista y ahora abanderado a la alcaldía de Movimiento Ciudadano orquestó un conato de bronca que protagonizó Antonio del Río Argudín, candidato a diputado local de Podemos contra su homólogo de Morena, Fernando Arteaga Aponte.

El show que fue provocado por el enviado de Oscar Lara tuvo lugar hace un par de días afuera de la sede de la Cámara Nacional de Comercio cuando los candidatos abanderados por el partido en color guinda abandonaron el inmueble después de presentarle sus propuestas a los agremiados.

A la salida Antonio del Río encaró al "Huevo" Arteaga con el pretexto de que le iba a reclamar que tenía entre sus colaboradores a exfuncionarios del exmandatario Javier Duarte de Ochoa.

No obstante, ahora surge una imagen donde Oscar Lara se encontraba cerca del lugar en que se presentó el conato y se nota como le da instrucciones desde su camioneta al candidato de Podemos.

Según versiones todo es parte de un complot contra Morena en donde participan Oscar Lara que ha vuelto a trabajar con la familia Yunes a través de la relación que existe entre el dirigente estatal de MC, Sergio Gil Rullán, y en donde usan a Antonio del Río como "ariete" para protagonizar riñas.


Más columnas


Maquiavelo



PUBLICIDAD


PUBLICIDAD