Cobertura Qatar 2022

Momentos que dejan huella

Columna: Amanecer en sociedad



Si bien es cierto que la vida tiene sinsabores, hay momentos en los que tenemos la oportunidad de departir con quienes queremos. Cualquier pretexto es bueno para compartir, para platicar y pasar un rato agradable, siempre habrá algo que nos permita recordar y que, con el paso del tiempo, se convierta en un tesoro que debamos aquilatar. El amor de padres hace que las cosas que se hacen por los hijos adquieran un valor incalculable, la planeación, organización, ejecución y la evaluación de un evento, por sencillo que éste sea, nos permite imprimirle un sello personal que el tiempo fortalece y a través de las imágenes capturadas en algún dispositivo, albergadas en la mente y anidadas en el corazón, nos ayudarán a revivirlo cada vez que sea necesario. No todo en la vida es dulzura, debe haber momentos amargos que equilibren la balanza para poder realmente disfrutar de los pequeños detalles que el amor, magnifica. Y así, los amigos, en una pequeña reunión, transforman el más pequeño espacio en un paraíso donde se funde el tiempo y la distancia para hacerlo un todo que se confunde con el delicioso sabor de los platillos cuya receta dictó el corazón para consentir al paladar que sin ser exigente, recibe al cariño a través del sentido del gusto. Entre parejas, hijos, familia, amigos y conocidos, transcurre la vida que transforma mágicamente los días grises en paisajes donde el arcoíris nos invita a sonreír, abrazar y expresar con sinceridad, un te quiero, muchas veces tan necesario. Que tengan un lindo día, apreciable sociedad.



Más columnas

Romay & Realpozo

Momentos que dejan huella

Columna: Amanecer en sociedad


José Manuel Melo Moya

Paulina Ríos

Política a la veracruzana

Columna: Política económica, en crisis


Jorge  Yunis Manzanares

Medidas de Protección

Columna: Sin Patear el Pesebre