Medidas que duelen

Columna: Cosmovisión



Hasta el momento, todo le ha salido bien al presidente AMLO en sus primeros tres años de gobierno, resolviendo añejas problemáticas y con la espada desenvainada pasa a la báscula a los empresarios y los "conmina" a pagar impuestos para ponerse al día con la hacienda pública.

Ahora, quedaron en el pasado los grandes beneficios y privilegios a los grandes empresarios, pero en el fondo algunos consorcios siguen recibiendo la mano amiga para darles chance de cumplir.

Al destacado empresario y político veracruzano, Miguel Alemán Velasco y a su hijo Miguel Alemán Magnani, con la empresa Interjet, los han apretado cuando desde el inicio del mandato se les dio un trato de "aliados", y luego les dieron la espalda en la Cuarta Transformación, con los problemas a los que las empresas aéreas se enfrentaron, aquí la ley se les aplica a los "amigos" de AMLO, con severidad.

Lamentablemente, en el caso de Interjet, fue detenido el apoderado legal del consorcio, Alejandro Beristaín, un personaje reconocido en Veracruz como muy cercano a los Alemán, y en donde dejó buenos amigos y buenos recuerdos por estos lares, y ojalá no le carguen la espada de Damocles con ese tema de los problemas de impuestos a los que se han enfrentado por la situación de la pandemia, y sin forma de arreglo, como a otros, que sí se les da la mano.

Ahora, se viene el tema de los jóvenes a los que cumpliendo los 18 años la mayoría de edad, serán "obligados" a inscribirse en el Registro Federal de Contribuyentes, acción que se ve de mucha peligrosidad, porque hay que decirlo y se sabe que los jóvenes, ni trabajan, ni estudian (ninis) y serán sometidos a esa persecución fiscal de forma anticipada, como una "idea grande", pero también innecesaria, porque los que entran a trabajar en las propias empresas les requieren su alta al RFC.

Bueno, después de la acalorada discusión en la Cámara de Diputados, la miscelánea fiscal ley de ingresos para el próximo año, lleva remiendos, pero ante todo la idea, como siempre de captar mayores recursos de los causantes "pequeños", que serán parte del agobio de la famosa Lolita.

No hay que olvidar, aquella "ideóta", de quienes pretendieron que los pequeños comerciantes tuvieran su sistema de internet y su caja registradora para el mayor control fiscal en la emisión obligada de facturas, y todo quedó en un simulacro.

Nadie, se aparta de pagar impuestos al consumo y de todos los ingresos, aunque siempre la balanza del peso fiscal recae en los que menos tienen, y se la rompen siempre, trabajando hasta 18 horas diarias. A ver qué pasa, porque los jóvenes "trinchones", y bien informados, en cualquier momento los despiertan y se les pueden voltear, junto con los viejitos y sus pensiones, hasta los becarios y de los beneficiarios del sembrando vida, que como sucede a veces se dan tiempo para pensar y conocer la realidad. Andale. No se vale, pero duele.

Muchas gracias al amigo y colega experto en comunicación política, Antonio Sola, presidente de la Fundación Liderar con Sentido Común. a la coordinadora de relaciones públicas, Begoña Fernández y al director de la fundación, Miguel Molina, por la invitación al Foro Videoconferencia Liderazgos que Transforman Vidas: "Donde Encontrar Respuestas a los Problemas Más Difíciles" para el próximo 26 de octubre 14 horas tiempo de México y 21 horas de España y Francia.

Con la moderación de Antonio Sola y la participación de Stella Navarro, intensivista en la Clínica Universitaria Bolivariana de la ciudad de Medellín, Colombia, e Ignacio Gómez, director Internacional de FLSC. Inscripciones abiertas en la página de la Fundación Liderar con Sentido Común.

Por otro lado, también el destacado abogado veracruzano, Ignacio Morales Lechuga, agradece al autor de la comuna Maquiavelo, por sus comentarios, y queda pendiente de hacerlo de forma personal, como siempre con los saludos puntuales, con quien le une una amistad de de varias décadas. Así las cosas.


Más columnas

Raúl López Gómez

Medidas que duelen

Columna: Raúl López Gómez



Luis Alberto Romero

El cobro de piso

Columna: Luis Alberto Romero


Maquiavelo

Ya le toca al PAN

Columna: Se dice