Los vaticinios del 2024

Columna: Se dice que...



Para la clase política veracruzana dan como un hecho que será la persona, hombre o mujer que compita bajo la protección partidista de Morena el próximo gobernador de Veracruz.

Nada más que se deja a un lado el por qué se cree que esto suceda, no habría ninguna duda si siguiera en el poder Andrés Manuel López Obrador, el cual ya no estará ni quiere participar en la elección y lo deja al resultado de una encuesta. De acuerdo a este panorama a más de dos años de ese evento electoral solo figuran por Morena dos candidatos con posibilidades de ser los abanderados Rocío Nahle García y Sergio Gutiérrez Luna, los cuales habrían ya renunciado al cargo político que ostentaban.

El otro factor de vital importancia para esta nominación electoral en la entidad veracruzana, es el candidato presidencial de Morena, si se inclinaron oportunamente y así lo manifestaron ya sea por el canciller Marcelo Ebrard o la jefa de Gobierno Claudia Sheimbaum, quienes también serán sometidos al proceso más democrático que es la encuesta.

El natural desgaste político que habrá tenido el gobernador Cuitláhuac García en su último año de gobierno será otro de los factores en estas cruciales decisiones electorales donde el pueblo del estado de Veracruz es de los más politizados.

Si desde este principio del año ya existen serios problemas para el final del sexenio estos se agudizan.

La persona que haya sigo ganadora de la encuesta de Morena se va a enfrentar a la candidatura de una sólida coalición partidista que se está armando desde principios de este 2022.

Desde este momento destacan dos figuras centrales José Yunes Zorrilla y Julen Rementería. Ambos son legisladores federales y en ellos confluyen dos poderosas corrientes partidistas que habrán armado minuciosamente por el reconocido artífice de estos complicados procesos don Dante Delgado. Sin descartar que Movimiento Ciudadano lleve su propio candidato tanto en lo presidencial como en la gubernatura veracruzana siguiendo su línea de mantenerse independiente.

Este tema ya ocupa de manera central los concurridos espacios de los brujos vaticinadores que abundan en los cafés mañaneros de las principales ciudades de la entidad. Hagan sus apuestas son los cuatro nombres que van a figurar en el verano ardiente del 2024.

Por principios y congruente con su ideología en Morena no invierten recursos en las elecciones los tienen prohibidos, en cambio el PRI y el PAN conocen estas ventajas económicas que reportan resultados.

No se mata la verdad

El oficio periodístico se ha convertido en un tema obligado por diferentes circunstancias donde participan reporteros y autoridades, aspectos que siempre han existido, no se olvida el reclamo del entonces presidente José López Portillo al editorialista Francisco Martínez de la Vega, donde el reclamo fue "Yo no pago para que me peguen" al refutar las notas críticas de la revista Siempre de Pagés Llergo.

Los logros del periodismo independiente y el compromiso de la libertad de expresión siempre estarán vigentes.

Creo que para ejercer el periodismo hay que ser buenos seres humanos, las malas personas no pueden ser buenos periodistas.

El tipo de cínico que ha devaluado el periodismo es aquel que desprecia este maravilloso oficio, que practica con resabio el silencio selectivo: callar lo que desequilibra el estado de cosas. Cuando se impone en las redacciones como osarios de verdades incómodas que no verán la luz de la publicación.


Más columnas

Maquiavelo

Los vaticinios del 2024

Columna: Se dice