"Los mexicanos proyectan para 25 años, nosotros a 200"



Leyendo cotidianamente el periódico IMAGEN de Veracruz, vi las declaraciones del C. Presidente de la República el domingo 12 de junio, acerca del corredor interoceánico del Istmo de Tehuantepec (C.I.I.T.), que definitivamente será la mega obra del siglo en nuestro país y gran parte del mundo entero, en la cual se ha impuesto el desafío de terminar antes de concluir su administración presidencial.

Me llamó la atención su declaración de que se hará una inversión de 120,000 millones de pesos, que equivalen aproximadamente a 6,000 millones de dólares, ya que recordé que hace 30 años, siendo Asesor de Don Fidel Velázquez Sánchez, me ordeno que por instrucciones presidenciales recorriera el proyecto Alfa Omega, ahora (C.I.I.T), revisara una posible actualización del proyecto y del presupuesto correspondiente, de lo cual regresé y presente un informe y el presupuesto de 3500 millones de dólares.

Se autorizó a un grupo de una empresa paraestatal de Corea, que se dijo interesado en el proyecto, para que lo recorriera y presentara un presupuesto elaborado por ellos, presentando un presupuesto de 10,500 millones de dólares, por lo cual Don Fidel Velázquez les preguntó la razón por la que triplicaban la cantidad presupuestada por mi, contestando que la razón era porque: nosotros proyectamos a 25 años y ellos para 200, se les dijo que al día siguiente recibirían una respuesta y al otro día se les respondió que el proyecto quedaba pendiente hasta nueva orden, por lo que ahora felicito que se haya logrado en este sexenio, ya que abre una puerta segura a un destino exitoso para México ante la competitividad de la globalización mundial.

Recordé la importancia nacional e internacional de este proyecto y la relevancia estratégica que representa el Puerto de Veracruz en su operación, se me vino a la cabeza el origen del Puerto de Veracruz, cuando el Presidente Porfirio Díaz, antes de iniciar el proyecto de la "Ruta Comercial del Mundo" ordenó al Ing. Pearson diseñar y Construir el Puerto de Veracruz, quien proyectó un Recinto Portuario con posibilidades de Ampliación del Puerto durante 200 años.

El Ing. Weetman Dickinson Pearson nunca consideró posible  que en el futuro la cultura del equivocado influyentísimo nacional, lograra que se autorizará  quitarle un espacio al Recinto Portuario, para urbanizar y construir  el Fraccionamiento Faros, que se construyera un Astillero y una Estación Marítima de PEMEX con su almacén de Combustible dentro del Recinto Portuario, los cuales han demostrado con hechos reales su equivocada ubicación y han propiciado el riesgoso proyecto de la Ampliación del Puerto de Veracruz hacía el Norte, retando y dañando a la naturaleza.

Es evidente que se proyectó así en años anteriores sin corregir errores del pasado como mejor opción, cuando la Administración de los Mares y Puertos Mexicanos, se encontraba en manos sin la especialidad y conocimientos necesarios, pero afortunadamente el actual Presidente de la República, hizo con valentía y nacionalismo los cambios necesarios, para que ahora ese importante sector nacional sea administrado y operado por verdaderos profesionales del mar de la Secretaría de Marina, quienes disponen de la capacidad, conocimientos y experiencias, para hacer realidad el destino exitoso Marítimo y Portuario que le corresponde a México, en base a los inmensas riquezas naturales que dispone en este medio ambiente.

La misma acción se debería realizar en cada uno de los 17 Estados Costeros de la República, para lograr un desarrollo marítimo uniforme en el País, durante los próximos 200 años o más. Claro que si se puede.


Más columnas