Los medicamentos en bodegas

Columna: Hora cero



Este lunes, un grupo de integrantes del Observatorio Cívico Social protestó frente a Palacio de Gobierno por el tema de los medicamentos que la Secretaría de Salud tenía en almacenes, sin canalizar a los hospitales públicos de la entidad, ni a los pacientes con cáncer.

Los inconformes anunciaron que procederán legalmente por el almacenamiento de medicamentos oncológicos que presuntamente están a punto de caducar.

Carlos Hernández Arriaga, integrante de la mencionada organización, dijo que es necesaria una investigación y una sanción contra los responsables de dicha situación.

En días recientes, el gobernador Cuitláhuac García declaró a través de sus redes sociales que había aceptado la "renuncia" del hoy ex titular de la Secretaría de Salud de Veracruz, Roberto Ramos Alor.

Sin embargo, dicho relevo parece no ser suficiente para quienes se sienten agraviados por el almacenamiento de casi 900 mil piezas de medicamentos.

Hernández Arriaga, por ejemplo, criticó que muchos de esos medicamentos, al ser oncológicos, hubieran servido para atender a los niños con cáncer.

El activista señaló que los pacientes sufren claras violaciones a sus derechos humanos y comparó la actual situación con la registrada durante el sexenio de Javier Duarte de Ochoa (el caso de la presunta administración de agua, en vez de quimioterapias, a los enfermos de cáncer: "es algo gravísimo porque afecta directamente a los pacientes de cáncer, nuevamente vuelven a ser víctimas. En el duartismo les daban agua en lugar de medicamentos y ahora simplemente se quedan esperando que se los entreguen", apuntó.

Ese asunto fue abordado por el diputado federal perredista Jesús Velázquez Flores, quien calificó el caso como una negligencia criminal, y exigió que se investigue a Ramos Alor.

Criticó también que el tema haya parado en una "renuncia", y no se hable de fincar responsabilidades a los responsables.

Como un intento para controlar los daños, el secretario de Gobierno, Eric Cisneros Burgos, declaró a medios locales que el Instituto de Salud para el Bienestar, Insabi, no contaba con la información completa y descartó la existencia de medicamentos oncológicos caducados; sin embargo, la revisión que realizó la dependencia federal apunta a la existencia de miles de medicamentos con una caducidad menor a 9 meses.

Más tarde, el gobernador Cuitláhuac García aclaró que la existencia de medicamentos obedeció a que se juntaron las compras consolidadas; y que haría falta una distribución eficiente: "nos llegaron  muchos".

Dijo el ejecutivo veracruzano que los medicamentos hallados por la inspección "todavía sirven"; que aún no han caducado. Sin embargo, cualquier empresa farmacéutica maneja un periodo de caducidad de 5 años; en ese contexto, el boletín de Insabi establece que fueron encontradas piezas cuyo vencimiento es menor a 9 meses; es decir, el 80 por ciento de su vida útil ya expiró.

El problema es que la explicación del gobernador se registra casi dos semanas después del boletín informativo del Insabi, dependencia federal que desde el 11 de mayo se refirió a la saturación de las bodegas de la Secretaría de Salud de Veracruz.

El pasado jueves 19, la senadora veracruzana Indira Rosales difundió un video en el que criticaba la falta de entrega de medicamentos oncológicos y denunciaba la existencia de piezas suficientes en los almacenes de la Secretaría de Salud. Posteriormente, el asunto fue retomado por los medios de comunicación; el gobierno estatal tardó 12 días en reaccionar, y por ello abrió la puerta a la especulación.

Ojalá el tema no se aborde de forma ligera; al contrario, que se investigue a detalle para aclararlo más allá de las explicaciones superficiales y, si hubiera responsables, éstos sean llamados a cuentas.

@luisromero85


Más columnas

Luis Alberto Romero

Los medicamentos en bodegas

Columna: Luis Alberto Romero




Maquiavelo

Nada contra ellos

Columna: Se dice