La alianza con resultados muy pobres



Al terminar la semana hacemos un recuento final de los pasados comicios. El propio Claudio X González reconoce que pesar de la inversión cuantiosa a los partidos la alianza PRI, PRD y PAN, los resultados son muy pobres.

No cumplieron con los principales objetivos quitarle a López Obrador el control de la Cámara de Diputados Federales, -el presupuesto obviamente-, y derrotarlo en los estados que se iban a renovar las gubernaturas. Al contrario, el gran perdedor fue el PRI tenía 12 gobernadores ahora sólo tiene cuatro. El PAN retuvo dos de los cuatro que gobernaba. Morena tenía seis ahora tiene 17. Es decir, el color guinda se extendió por todo el territorio nacional.

El expresidente de Coparmex, Gustavo de Hoyos, el socio más cercano a Claudio X, acepta que la costosa batalla que habían emprendido quedó muy lejos de haberla ganado.

Están más que arrepentidos y ahora quieren auditar a los líderes Marko Cortés, Alejandro Moreno y Jesús Zambrano.

Y los periodistas mentirosos al fin callaron.

Bien posicionado Morena

De acuerdo a los últimos cálculos que publica el periódico “El Financiero” de cómo quedaría integrada la cámara de diputados federales el partido de Morena tendrá 247 legisladores le faltarían sólo cuatro para tener la mayoría simple. A continuación, sería el PAN la segunda fuerza con 80 legisladores, el otrora poderoso PRI que lograra la hegemonía política durante muchas décadas tendrá en esta ocasión sólo 31, es decir uno por cada estado, y le falta uno para cubrir ese ritual.

El PT con 29 diputados se coloca como la cuarta fuerza política legislativa, seguido muy de cerca por Movimiento Ciudadano con 28, el PRD con 20 y el Verde Ecologista con 16.

De acuerdo a estos números faltan los diputados de proporción, al que si le reconoce dicho medio impreso a este tipo de legisladores es a Morena.

La victoria pírrica del PRIAN

La ultraderecha gastó cataratas de dinero, pronosticaban una apabullante derrota a los candidatos de Morena, pero el PAN, PRI y PRD prácticamente lo perdieron todo. Cuando el partido de López Obrador logró ganar el 73.33 por ciento de las gubernaturas en juego.

Invirtió la oposición en una campaña sucia donde sembraron miedo, discriminación y mintieron a más no poder. Mucho gasto para tan pobres resultados, lo que comprueban que esos disfrazados partidos de la mafia del poder hicieron muy mal su trabajo.

Les va costar mucho convencer para el 2024 que alguien vuelva confiar y creer en ellos. Quien los va a reconocer si eran enemigos políticos antagónicos, y sobre todo, de una manera muy especial se preguntan ¿qué hace el PRD con la extrema derecha?

Gobernador panista con un pie en la cárcel

Se le complicó la cosa al gobernador de Tamaulipas Francisco García Cabeza de Vaca tras haber perdido en estas elecciones la mayoría en el congreso local que lo protegía. Está acusado de delincuencia organizada, nexos con narcotraficantes y defraudación fiscal.

Los diputados locales del PAN lo defendían a capa y espada, con estos comicios intermedios todo les cambio a los azules tamaulipecos y la mayoría la tienen los legisladores locales de Morena, que serán, los que podrán elegir al gobernante sustituto.

A medida que avanza el gobierno de la cuarta transformación se empiezan a cobrar todas las ofensas. Aseguran en los pasillos del palacio de Gobierno de Xalapa que siguen los funcionarios panistas de Veracruz.


Más columnas


Raúl López Gómez

Ricardo Monreal: a la palestra

Columna: Raúl López Gómez



Maquiavelo

PUBLICIDAD


PUBLICIDAD