El oscuro pasaje de Javier Duarte



A medida que pasa el tiempo se empieza a conocer más sobre lo que ocurrió con la fuga y la detención arreglada del exgobernador de Veracruz Javier Duarte de Ochoa.

A un mes que terminara el sexenio Javidu, como le gustaba que le dijeran, había llegado a un arreglo con el secretario de Gobernación Miguel Osorio Chong para desaparecer del país.

También de este sucio arreglo estaba informado el presidente Peña Nieto, considerando que había sido uno de los gobernadores más consentidos, agradecido el mandatario estatal obsequió un costoso automóvil deportivo de la marca Ferrari que le había pertenecido al expresidente Adolfo López Mateos.

Esta arreglada salida de Veracruz para irse a refugiar a Guatemala tuvo antes un negocio mediático para que no se hablara mal y se llegó a un acuerdo con Televisa y una entrevista con Carlos Loret de Mola donde las preguntas estaban hechas para el lucimiento de Javier Duarte de Ochoa.

Duarte se sentía muy seguro que todo se iba a arreglar y se olvidarían del saqueo del presupuesto público, ya que él había sido el secretario de Finanzas del anterior gobierno estatal de Fidel Herrera Beltrán.

Lo cierto es, que con los delitos que fue acusado Duarte de Ochoa, no se pueden agregar con lo que ahora se ha detectado sobre la operación en la entidad del crimen organizado y la violación de derechos humanos, por lo que muy pronto se encontrará en libertad.

Él está sentenciado a nueve años de cárcel y al pago de multas por unos cuantos miles de pesos, los miles de millones se llevó siguen a buen resguardo para que los disfrute cuando salga. Todo el daño que hizo a Veracruz y la multiplicidad de hechos de sangre y saqueos de los dineros públicos. Así como la corrupción de su familia política y de su esposa, no serán materia de procedimiento judicial. Sólo de aquello fue acusado para su extradición del vecino país del sur.

La denuncia que existe en contra de Duarte de Ochoa abarca a dos importantes funcionarios estatales que son mencionados en los expedientes, ambos ya estuvieron en la cárcel y salieron porque soltaron sumas de dinero al fiscal y picudos miembros del gobierno que cobraba sus libertades.

El columnista Julio Hernández de la Jornada hace mención a un crimen de cinco personas en un edificio de la colonia Narvarte entre los que se cuentan. Un fotoperiodista Rubén Espinosa Becerril y la antropóloga activista en derechos humanos Nadia Vera.

A ellos los habían amenazado enviados del gobierno estatal, que en uno de sus mensajes le hicieron el recordatorio de lo que le había pasado a la periodista Regina Martínez a quien habían asesinado con mucha saña. Las líneas de investigación se concentran en el siniestro poder veracruzano de aquel entonces.

¿A quién benefició la consulta popular?

Resultó interesante conocer a políticos y periodistas que disfrutaron que la consulta popular no haya salido como se esperaba al igual que a los expresidentes panistas de Vicente Fox y Felipe Calderón. Dejar sin castigo a los funcionarios federales que robaron y dejaron al país hecho un desastre parece ser que los que no salieron a votar fueron beneficiados con aquellos tiempos donde imperó la corrupción y el derroche.

Se uniformaron los periodistas locales criticando que no salieran a votar los militantes de Morena. Para la revocación de mandato de AMLO van hacer una gran promoción para que sea negativa y salga el mandatario.


Más columnas




Raúl López Gómez

Amargo despertar boqueño

Columna: Raúl López Gómez