Datos de la economía regional



El Instituto Nacional de Estadística, Geografía e Informática presentó las estimaciones de cuatro indicadores laborales para las entidades federativas del país, correspondientes al segundo trimestre de 2020.

Los datos revelan que la economía de los estados sigue deprimida; incluso, prácticamente todas las entidades presentan números peores a los registrados durante el trimestre anterior.

Destaca que las estimaciones para el segundo trimestre de 2020 apuntan a una disminución en los porcentajes de la población económicamente activa, de la población ocupada y de la población ocupada en el sector informal.

No son datos alentadores sobre el rumbo de la economía en las entidades país.

El estudio del INEGI apunta que Veracruz es el estado con el menor porcentaje de población económicamente activa, con 41.2; la media nacional es de 49.4 por ciento.

La población ocupada en la entidad es de 94.4 por ciento, lo que indica que el desempleo supera los 5 puntos porcentuales; es decir, de cada 100 personas en edad de trabajar, 5.5 no tienen espacio en las actividades productivas.

Por otro lado, la población veracruzana ocupada en el sector informal se ubicó en 60.4 por ciento; en ese rubro, Veracruz tiene una de las tasas más altas del país.

En cuanto a la subocupación, personas que tienen empleo pero necesitan completar su ingreso, Veracruz se ubicó en 27 por ciento.

Se trata de cifras oficiales; estimaciones en todo caso; sin embargo, habría que decir que prácticamente todas las cámaras empresariales plantean una realidad diferente: en Xalapa, datos de la Cámara Nacional de Comercio indican que unos 500 negocios tuvieron que cerrar sus puertas, debido a la crisis que provocó la pandemia de Coronavirus.

Bernardo Martínez, presidente del organismo, dijo que los comerciantes locales esperan un repunte en la economía durante las siguientes semanas, una vez que avance el programa gubernamental de vacunación contra dicha enfermedad.

Reconoce el representante del comercio organizado en la capital de Veracruz que como consecuencia de los despidos y quiebres de empresas, la informalidad registra un incremento.

Por supuesto, los despidos y los quiebres en las empresas locales, pequeñas y medianas, son reflejo del impacto de la pandemia en la economía regional.

Dice que la Canaco espera que el gobierno federal impulse a las empresas con la Ley de Reactivación Económica y señala que se debe incorporar a quienes se encuentran en la informalidad a las actividades formales; es decir, que contribuyan con sus impuestos al Sistema de Administración Tributaria.

El presidente de la Canaco local apunta que no existen estimaciones sobre el impacto de la pandemia en el desempleo; sin embargo, se infiere que el incremento en la informalidad laboral, y la reducción de la población económicamente activa y de la población ocupada son consecuencia del cierre masivo de empresas que se observó desde hace al menos un semestre.

Lo cierto es que prácticamente no hay un sector de la economía que se salve de la crisis provocada por la pandemia; tal vez la producción primaria haya sido menos afectada, pero el comercio y los servicios enfrentan hoy una de sus peores crisis en las últimas décadas.

@luisromero85





Más columnas



Luis Alberto Romero

Datos de la economía regional

Columna: Luis Alberto Romero



PUBLICIDAD


PUBLICIDAD