Cobertura Qatar 2022

Caso Tito Delfín, reafirma el uso político de la Fiscalía veracruzana



imagen-cuerpo

El exdirigente panista, exalcalde y exdiputado local por el albiazul, Tito Delfín Cano apenas intentaba salir del penal de Pacho Viejo, tras obtener un amparo en su favor que modificaba la medida cautelar de prisión preventiva, para que continuara su proceso en libertad, cuando la Fiscalía de Veracruz se sacó “de la manga” un nuevo delito ambiental que -a decir de juristas, no amerita prisión- y así justificaron se mantenga encarcelado, de manera ilegal y absurda.

Lo ocurrido ha sido ampliamente criticado, por diferentes actores políticos que confirman el autoritarismo evidente del Gobernador y su fiscal general, Verónica a quien acusan de torcer la ley y convertir dicha instancia en un instrumento de persecución política. Todo aquello que criticaron los morenistas -refieren veracruzanos- hoy lo llevan a cabo actuando con total abuso de poder para encarcelar a detractores o adversarios.

Tito Delfín fue detenido el 27 de noviembre del 2021 acusado de incumplimiento de un deber legal, abuso de autoridad y fraude durante su administración municipal, encabezada de 2011 al 2013, tras una larga batalla legal, los abogados del panista lograron el respaldo de la justicia federal, quien determinó variar la medida cautelar, para que continúe su proceso en libertad.

A Tito ya lo esperaban afuera del penal de Pacho Viejo el pasado viernes, cuando se les informó que ahora permanecería en prisión acusado de un delito ambiental. Fue la jueza Mónica Segovia quien concedió a la Fiscalía General del Estado (FGE) una nueva orden de captura en contra del panista, por los delitos antes mencionados. Así coludida la procuración y la impartición de justicia en Veracruz.

Lo anterior indigna pero ya no sorprende aseguran diferentes actores políticos y ciudadanos allá en Veracruz pues así opera la Fiscalía en manos de Verónica Hernández, su padrino político Eric Cisneros y el propio gobernante Cuitláhuac García -quien parece no tener criterio propio- quienes en el caso de todos los presos políticos, guardan uno, dos o tres expedientes más, de tal manera que si obtienen libertad por uno de estos, se le abre otro y así, sin apego a la legalidad, pero sí con autoritarismo se les mantiene en la cárcel, mientras ostenten el poder.

Y así -expresan- es como hoy Morena ha encarcelado a un exfiscal por simular y abusar del cargo, hoy la Fiscal incurre en esos mismos delitos. Como ocurrió con todos esos presos del gobierno de Javier Duarte que se le encarceló durante el gobierno de Yunes Linares, quedando en libertad al concluir el bienio, así ocurrirá -aseguran- con los hoy presos políticos de Cuitláhuac, al concluir la presente administración, pues más allá de los señalamientos no existe material probatorio que permitan responsabilizarlos de los delitos que se les acusa.

El caso más reciente es el de José Manuel del Río Virgen, quien obtuvo su libertad tras una batalla legal, y a pesar de ser de la misma corriente política, permaneció en prisión señalado de homicidio; los jueces federales exhibieron el pésimo trabajo de la Fiscalía.

De la reaprehensión de Tito Delfín, Julen Rementería, calificó el hecho como una bajeza, señalando que ello es una muestra más del talante autoritarismo del gobernador Cuitláhuac García “el aspirante a dictador está más preocupado por encarcelar opositores, que en resolver los problemas que lastiman a los veracruzanos”.

En sus redes sociales expresó que “condenamos esta injusticia, exigimos libertad para nuestro compañero Tito Delfín. Exigimos se respete la ley y se cumpla con el Estado de Derecho”. Otros de los personajes que habló de ello fue Héctor Yunes Landa quien denunció la fabricación de delitos por parte de la Fiscal y así dijo “mientras los verdaderos delincuentes deambulan libremente por Veracruz. La Venganza priva en un estado sin ley”.

Y ya de paso se asegura que a quien se debe procesar por delitos ambientales es al actual titular de la procuraduría del medio ambiente en Veracruz, Sergio Rodríguez, acusado de diversos delitos, con un negro historial y al servicio siempre del partido que ostente el poder. Antes perredista, luego priista, después panista y ahora morenista. Terrible lo que ocurre en aquella entidad dicen nuestros amigos veracruzanos.


Más columnas

Eduardo Izquierdo Segura

Heder López Cabrera

Moisés Hernández Yoldi

Inflación, a río revuelto

Columna: Artillero


Juan Javier Gómez Cazarín

Parlamento Veracruz

Columna: Las cifras duras