Áreas clave para la biodiversidad

Columna: Agenda Ambiental



Nos enfrentamos a una crisis de la naturaleza, con amenazas a la biodiversidad en todo el mundo. Si bien es vital proteger y conservar de manera efectiva la mayor superficie posible de zonas terrestres, de agua dulce y de océanos del mundo, también es importante asegurarnos de proteger y conservar de manera efectiva los lugares ecológicamente intactos.

Es por eso que, en 2004 en el Congreso Mundial para la Conservación, los miembros de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN) pidieron a ésta que "convocara un proceso consultivo a nivel mundial" para acordar una metodología que permitiera a los países identificar Áreas Clave para la Biodiversidad o Key Biodiversity Áreas (KBA). Reconocidas como sitios de importancia para la persistencia mundial de la biodiversidad, las KBA se están utilizando para guiar la expansión de áreas protegidas, así como la ubicación de sitios calificados como Otras Medidas Efectivas de Conservación (OMEC), o como se conocen en México, Áreas Destinadas Voluntariamente a la Conservación (ADVC) y hacen parte de un conjunto de mecanismos de protección de áreas estratégicas de biodiversidad y de conectividad como instrumento eficaz de gobernanza de los ecosistemas estratégicos, y permitir que cientos de hectáreas de terrenos con importancia ecológica ingresen al Sistema Nacional de Áreas Protegidas y aseguren su gobernanza, incluida la participación de sectores privados, comunidades indígenas y campesinas, actores de primera línea en la protección de la biodiversidad y la conectividad.

Así mismo las KBA sustentan un número significativo de especies endémicas, una porción significativa de un ecosistema o de integridad ecológica; como tales, no pueden reemplazarse fácilmente y, por lo tanto, deben preservarse. Hasta la fecha, se han identificado más de 16,000 KBA en todo el mundo, en ecosistemas terrestres, de agua dulce y marinos.

No se pretende que las KBA conduzcan siempre a la creación de áreas protegidas, en la actualidad el 19% de las KBA identificadas están totalmente situadas dentro de áreas protegidas o de conservación, el 39% están completamente fuera de dichas designaciones y el 42% tienen una cobertura parcial.

Las KBA ofrecen información fundamental sobre una amplia gama de contextos de toma de decisiones, por ejemplo: Informar sobre el seguimiento de las metas globales sobre biodiversidad, ayudar en la selección de lugares que deban ser protegidos, apoyar a los sectores gubernamentales y privados para gestionar los riesgos ambientales relacionados con el impacto sobre la biodiversidad y fortalecer una orientación importante para la planificación territorial nacional, entre otras.

Las KBA pueden o no recibir protección formal, pero idealmente deberían gestionarse de manera que se asegurara la persistencia de la biodiversidad.

Esto puede ayudar a los gobiernos a lograr resultados sólidos de conservación, al asegurar que las redes de áreas protegidas y de conservación logren el objetivo de preservar los lugares más importantes para la naturaleza.

#CambiaUnaAcciónCambiaTodo.


Más columnas

Enrique Haro Belchez

Áreas clave para la biodiversidad

Columna: Enrique Haro Belchez


Raúl López Gómez

Juan Manuel Unánue: ratificado su triunfo

Columna: Raúl López Gómez



Mario Zepeda

PUBLICIDAD


PUBLICIDAD