Amargo despertar boqueño



¿Y en donde te agarró el temblor? la realidad es que la mayoría de los veracruzanos y toda la gente que se encuentra en estas tierras de vacaciones, lo sintieron durmiendo?

Fue aproximadamente a las cuatro de la madrugada con 58 minutos, en el momento en que se registró el más trepidante temblor de todos los tiempos modernos, porque en la realidad "fue horrible".

De repente todo comenzó a sacudirse de una forma nunca antes jamás sentida, porque con magnitud el despertar fue obligado.

Mucha gente de inmediato se salió en esta ocasión no a la mitad de las calles como se acostumbra, sino que se quedaron afuera en los garajes o en las banquetas a causa de la lluvia que a pesar de que ya había cesado, aun se presentaba  "el chipi chipi", como se dice en estos lares.

Los mensajes y las llamadas entre las familias y amistades comenzaron, después de ese impacto nunca antes sentido.

Los reportes del Servicio Sismológico, dieron de inmediato la información del sismo trepidatorio de cinco grados con epicentro en Boca del Río, "con razón oiga usted, sí hasta parecía una pesadilla", luego se dijo que el epicentro fue en Antón Lizardo a diez kilómetros de profundidad en la zona costera.

Las alarmas de los coches y de algunas casas se activaron, lo que realmente le dio la sensación de mayor preocupación al asunto.

Hasta el momento no se han reportado favorablemente víctimas o daños en inmuebles, todo parece indicar que fue una pesada broma de la naturaleza, en donde afortunadamente no causó tsunami, porque el epicentro fue mar adentro. Ándale. Así las cosas.


Más columnas


Raúl López Gómez

Amargo despertar boqueño

Columna: Raúl López Gómez


Luis Alberto Romero

Maquiavelo