Unión Ganadera del sur de Veracruz reporta abigeato a la baja

En tanto que, tomando en cuenta que el número de avisos que llegan para advertir de un posible robo de ganado ha ido a la baja; para la Unión ganadera regional del sur de Veracruz (UGRSV), el numero de posibles casos de abigeato ha ido disminuyendo considerablemente; en Soconusco y Sayula de Alemán se reportaron dos casos de este tipo de hurto.

union_ganadera_del_sur_de_veracruz_reporta_abigeato_a_la_baja



Mediante una consulta telefónica, el presidente de la Unión ganadera regional del sur de Veracruz, Abel Jacob Velasco Casarrubias, señaló que el numero de avisos de perdida de animales y posibles casos de abigeato ha disminuido considerablemente, lo que estaría dando una estadística a la baja de este tipo de delito en la región sur.

Aclaró que el hecho de que vaya a la baja, no quiere decir que no hubiera pero por el momento, los casos han ido disminuyendo bastante en comparación a otros años.



“A lo mejor es porqué quizás el ganado ha perdido valor económico” consideró, reconocimiento que las acciones preventivas de vigilancia por parte de la Policía de la Secretaría de seguridad pública del Estado, pudiera ser otro factor.


Los avisos, explicó, son realizados por los ganaderos a la Unión y estos se replican a las Asociaciones ganaderas locales para evitar que se vayan a facturar o permitan su movimiento.



*Roban ganado en Soconusco  y Sayula de Alemán.



Este miércoles en Soconusco, fue denunciado el robo de dos semientes, uno de ellos fue abandonado en la misma cabecera municipal y el otro, fue aliñado según los restos que fueron dejados en el sitio.

En Sayula de Alemán, en una parcela ubicada entre los poblados de San Francisco El Moral y Almagres, fue robada una vaca de 600 kilos de peso, color negro y con fierro del campesino Modesto Sánchez Hernández, dueño del mismo predio.

En el lugar, fueron encontrado huellas de que la vaca fue sacada con un caballo rumbo a la cabecera municipal de Sayula de Alemán.

Mientras que en Soconusco, Nicolás Ramírez denunció que le fueron sacados dos becerras de raza suizo cebú, a las que llamada, la Pipiola y la Dormilona,  de las cuales una de ellas fue localizada posteriormente en un lote baldío ubicado en la prolongación de la calle Hidalgo, rumbo hacia la comunidad Benito Juárez, donde también localizaron restos de lo que fue el sacrificio de la otra hembra.

El rancho de Nicolás Ramirez se ubica en la  carretera Transistmica, a la altura de la desviación de acceso a  la cabecera municipal de este municipio.