Revelan falta de instalación de equipos en Hospital Naval de Coatzacoalcos

La Auditoría Superior de la Federación (ASF) promovió una responsabilidad administrativa sancionatoria por el gasto de casi 154 millones de pesos contra la Secretaría de Marina Armada de México (Semar) en equipo que no se instaló en el Hospital Naval, que continúa en construcción, y que se encontraban expuestos la humedad, corrosión y excremento de fauna en bodegas del astillero.

revelan_falta_de_instalacion_de_equipos_en_hospital_naval_de_coatzacoalcos

En total las observaciones son por un monto de 153 millones 986 mil 91 pesos en compras de muebles, equipos y aparatos de comunicaciones y telecomunicaciones hechos por la Semar, que se encuentran nuevos en sus cajas y que estaban hacinados en el Astillero de Marina, mismos que no se instalaron en el hospital en mención, lugar en donde se reubicaron posteriormente.



"La Auditoría Superior de la Federación emite la Promoción de Responsabilidad Administrativa Sancionatoria para que Inspección y Contraloría General de la Secretaría de Marina o su equivalente realice las investigaciones pertinentes y, en su caso, inicie el procedimiento administrativo correspondiente por las irregularidades de los servidores públicos que, en su gestión, autorizaron la adquisición anticipada de mobiliario, equipo administrativo, sistemas, equipos y aparatos de comunicaciones y telecomunicaciones, material eléctrico y electrónico y bienes informáticos, mediante la formalización de los contratos de adquisiciones", señaló la ASF.



SEMAR DEBE FORMALIZAR CONTRATOS DE ADQUISICIÓN


Debido a la promoción de responsabilidad administrativa sancionatoria número 2020-9-13110-22-0087-08-001, la ASF ordenó formalizar los contratos de adquisiciones: CABSI 13-001/2020, CABSI 13-002/2020, 13-037/20, 13-038/20, 13-040/20, 13-041/20, 13-042/20, 13-043/20, 13-045/20, 13-046/20, 13-047/20, 13-048/20, 13-050/20, 13-051/20, 13-2291/20, 13-2292/20, 13-2293/20 y 13-2294/20.



"A la fecha de la revisión (agosto de 2021), no se han concluido las etapas programadas para realizar trabajos de obra en el hospital, lo que impide que se instalen los diferentes bienes adquiridos con esa finalidad, por lo que la entidad fiscalizada los almacenó en una bodega ubicada dentro de su astillero en el puerto de Coatzacoalcos, la cual no reúne las condiciones óptimas para ello", mencionó el reporte de la ASF en torno al Astillero de Marina.



MATERIAL EXPUESTO

En la descripción, la ASF especifica que los bienes adquiridos se expusieron al deterioro por la humedad y corrosión del ambiente marino de la ciudad, aunque aseveró que también al excremento de animales, puesto que el hospital no es concluido.

"Así como del excremento de fauna que se refugia en dicha bodega, en consecuencia, representa una falta de previsión en dichas adquisiciones y que los recursos destinados a ese fin no estén administrándose con eficiencia, eficacia, economía, ya que se pone en riesgo la integridad de los bienes, la vigencia de las garantías respectivas y que algunos equipos no correspondan a los más actuales, debido al tiempo que transcurra para la terminación de la obra", destaca la ASF. 

A decir de la ASF se incumplió con la Ley de Adquisiciones, Arrendamientos y Servicios del Sector Público en los artículos 20, fracciones I, III y IX, y 24; además de la Ley General de Responsabilidades Administrativas, artículo 7, fracciones I y VI; y de la Ley General del Sistema Nacional Anticorrupción, artículo 5.