Francisco Molina, locutor por afición y panadero por tradición familiar

Aunque desde niño deseaba tener una estación de radio y ser locutor; Francisco Molina Miguel tuvo que aprender el oficio de panadero porque su padre lo era y habría que heredar el negocio que ahora administra.

francisco_molina,_locutor_por_aficion_y_panadero_por_tradicion_familiar
francisco_molina,_locutor_por_aficion_y_panadero_por_tradicion_familiar
francisco_molina,_locutor_por_aficion_y_panadero_por_tradicion_familiar

Francisco Molina a sus 42 años de edad ahora ya prepara los planes no solo para afianzar la estación de radio que tiene si no también exportar debidamente los panes que enseñó su padre elaborar pues sus productos, ya se venden en Guatemala y Estados Unidos mediante terceros que compran en Sayula de Alemán y se lo llevan a esos países.



Sin tener estudios mayores a los de primaria, Francisco Molina, Chico ha cumplido su sueño de tener una estación de radio que se llama Radio Vida y Unción, a través de una frecuencia modulada (FM), en el cual es productor, controlador y locutor, ofreciendo una programación de música cristiana, en la que su padre Gabriel Molina Crisostomo realiza alabanzas y oraciones, y otros compañeros ocupan un espacio para hablar sobre la familia y otros temas relacionados con el cristianismo.

Pero la mayor satisfacción es que está en planes de exportar su producto, entre ellos la buscada rosca de reyes que elaboran con la receta original de su papá, Gabriel Molina, alumno de panaderías tradicionales de Sayula de Alemán y de otros estados, incluso de la escuela de la empresa Puratos de México, en Tizayuca Hidalgo, donde aprendió técnicas y secretos de las diversas harinas que hay en el país y en el extranjero.

Ambos han buscado ya patentizar algunos productos de su lista de ofertas, entre ellos el pan torta, que tanto es buscado por locales y foráneos, no solo de Veracruz si no de otros estados que visitan su panadería, llamado Lore, en honor a su madre, Lorenza Miguel Felipe, que es una marca registrada y que dentro de los proyectos está ser “igual que la bimbo” y repartir sus panes, pero ya con nombre y registro oficial.



La rosca de reyes que se realiza en la panadería Lore, dijo en entrevista con Imagen del Golfo, no se hace en horno de gas si no en el tradicional de barro, como se hacía y en su caso se hace, desde hace 25 años en que existe la empresa.

“Somos los primeros que hicimos rosca de reyes en Sayula” dijo emocionado.


Molina Miguel lleva al menos 20 años con el oficio aprendido de su padre, Gabriel Molina, quien tiene una trayectoria de 43 años haciendo pan, primero con “Don Santos Molina” quien es considerado el primer gran panadero de Sayula de Alemán, y maestro de cientos que ahora se dedican a esa noble labor.

Las roscas elaboradoras entre el 4 y 6 de enero, están agotadas. La mayor parte están apartadas para emprender un viaje hacia Estados Unidos. Un comerciante de Chiapas vendrá por ellas para llevarlas a Norteamérica, pues son muy gustadas y buscadas en ese país.



Pero ordinariamente hay quien las lleva no solo a Estados Unidos, si no también a Guatemala, de ahí sus planes de pronto poder exportar el pan sayuleño, el llamado pan de muerto y la rosca de reyes, según la temporada.