Caravana migrante cada vez más fuerte, destaca Irineo Mujica

Pese a que cerca de 600 centroamericanos se han entregado, el grupo sigue fuerte, aseguró el defensor de derechos humanos.

Pese a que cerca de 600 centroamericanos se han entregado a Migración, este grupo sigue fuerte, dijo Irineo Mujica, dirigente del grupo que viaja desde Tapachula hasta la frontera con Estados Unidos y que este viernes alcanzó el municipio de Sayula de Alemán tras pernoctar en Campo Nuevo, San Juan Evangelista.

caravana_migrante_cada_vez_mas_fuerte,_destaca_irineo_mujica

Lento en su paso, siempre al final del grupo, custodiado por cuatro o cinco migrantes vestidos con chalecos naranjas y seguidos de cerca por una patrulla de la Guardia Nacional. Irineo Mujica acompaña a la caravana en su difícil camino por México.



Él se define como defensor de los derechos humanos de los migrantes desde hace veinte años, lo que le ha causado ser encarcelado hasta en dos ocasiones.



Pese a que se nota el cansancio de los viajeros, sostiene que cada vez están más fuertes


La lluvia, los dolores en las piernas, el hambre y la sed no impidieron su avance. Llegaron a Aguilera, Sayula de Alemán para descansar después de cuatro horas de camino, sabiendo que mañana les esperan otros 10 kilómetros hasta la cabecera municipal.



Irineo Mujica asevera que el informe periodístico y de las autoridades que presume el debilitamiento de la caravana, no es más que un intento por desaparecerlos, desestimando así la lucha de los miles de centroamericanos que aún luchan por llegar al norte.



No niega que muchos se han entregado, pero tampoco afirma que el grupo está debilitado en número. Menciona que eso parece porque muchos se adelantan, otros viajan lento y unos más aprovechan a moverse en autobús.

BETA ENTREGA MÁS DE 2 MIL RACIONES DE COMIDA

Un grupo de aproximadamente 30 elementos del grupo Beta del Instituto Nacional de Migración también acompaña la caravana de municipio en municipio.

“Tenemos 300 a 350 paquetes por turno, son tres turnos, pero solo algunos reciben la comida, unos 150, a veces 200, la mayoría no acepta la comida, a lo mucho un agua agarran pero ya, lo demás lo dejan, no quieren saber nada de Migración” sostuvo uno de los agentes del INM.

Según cálculos de los mismos agentes, en promedio se distribuyen 250 paquetes de alimentos, jugos y frutas entre las familias y personas que van en el grupo de viajeros.

“Calculando que ya van casi un mes, de 200 paquetes diarios digamos, ya son más de 2 mil los lunch que vamos entregando desde que empezó la caravana” concluyó.