miércoles, 12 de diciembre del 2018
 
Nacional
Javier Duarte y UV despojaron a Pitol: Familia
Ciudad de México | 2018-04-12 | Imagen del Golfo

Laura Demeneghi, sobrina del escritor Sergio Pitol, fallecido este jueves, reveló que desde 2016 logró entrar a la casa de su tío, en Xalapa, y pudo comprobar el mal estado en el que se encontraba.


Durante el sexenio de Javier Duarte fue víctima de la voracidad política que hizo quitarle la tutela a la familia con la que creció y se entendió y entregarlo a los sistemas de cuidado de niño y el anciano de un gobierno manchado por la corrupción.

A inicios de 2016, la familia Deméneghi logró recuperar al escritor y salvarlo de un cuadro de enfermedades gastrointestinales, desaseo en su piel y problemas respiratorios a causa de la humedad que se respira en Xalapa..

En #AristeguiEnVivo, detalló que entró el 28 de octubre de 2016 a la casa de su tío, “lo grabamos y esa es una prueba fehaciente del estado en que estaba… posteriormente seguí grabando en diciembre, he denunciado que mi tío estaba con llagas, postrado en la cama, sin atención. Tengo todo el expediente médico y todo el litigio que hemos llevado en el proceso”.

Se trata de una disputa entre la familia y su tutor, el DIF de Veracruz, sobre lo cual Demeneghi comenta que “querían apropiarse de su nombre, de su prestigio, para ellos hacer y deshacer”.




Incluso, acusó que el “chofer era parte de esta camarilla“.

Agregó que “en lugar de cuidarlo, de no exponerlo a eventos públicos, donde era demasiado el estrés que sufría… lo único que hacían era llevarlo, exponerlo, sacarle fotos, entonces decir: aquí está Sergio Pitol, aquí lo ven señores periodistas. Cuando llego y lo grabo ahí se les cae el teatro que habían montado”.

Se reproduce íntegra carta de Laura Demeneghi, previo al fallecimiento de Pitol:

 

XALAPA, VERACRUZ, 6 DE ABRIL DE 2018

 

Estimada Carmen Aristegui:

 

Me presento, mi nombre es Laura Demeneghi, sobrina del escritor Sergio Pitol. A través de los medios de comunicación me entero que la Universidad Veracruzana, en el marco de su Feria Internacional del Libro Universitario, le otorgará a usted la Medalla al Mérito Universitario, que sin duda merece por su larga y fecunda trayectoria como periodista, avalada por una ética intachable y un respeto absoluto a la libertad de expresión y a la defensa de los derechos humanos.

Sin embargo, el propósito de esta carta es para ponerla al tanto de lo que ha ocurrido en torno a mi tío Sergio desde la entrevista que le hiciera a mi padre Luis Demeneghi Colina el 5 de febrero del 2015, cuando usted todavía estaba en la radio en el programa matutino de MVS.

En el 2015 Veracruz vivía el quinto año de gobierno de Javier Duarte, y en ese año se fraguó el despojo intelectual y económico de Sergio Pitol, orquestado por Rodolfo Mendoza (que era el Director del Instituto Veracruzano de la Cultura y del cual salió con señalamientos por parte de la Auditoria Superior de la Federación y denuncias puestas por el actual director del instituto).

Rodolfo Mendoza contó con todo el apoyo de Karime Macías desde el DIF Estatal, sirviéndose como estrategia el nombramiento el 18 de Noviembre del 2014 que la Jueza Ma. Concepción Andrade López del Juzgado 8vo en Materia Familiar de la Ciudad de Xalapa hizo a Adelina Trujillo Landa, – que en ese entonces era la Procuradora de la Defensa del Menor, el adulto mayor y el indígena del DIF Estatal de Veracruz , nombrándola ilegalmente Tutora Interina de Sergio Pitol – desplazándonos como familia aún cuando mi padre Luis Demeneghi fue el que promovió en el mes de Octubre del 2014 el juicio de interdicción por indicaciones del neurólogo de mi tío Sergio -.

Adelina Trujillo dejó el encargo el 16 de diciembre del 2016 junto con dos académicas de la Universidad Veracruzana que fungieron hasta el 2017 como curadoras: Nidia Vincent y Elizabeth Corral.

El 7 de Febrero del 2017 interpuse una denuncia penal en contra de Adelina Trujillo, Nidia Vincent y Elizabeth Corral ante la Fiscalía especializada en investigación de delitos de violencia contra la familia, mujeres, niñas y niños y trata de personas.

Por los delitos de manipulación de un incapaz, usurpación de identidad, robo y negligencia

Carpeta de Investigación UIPS/DXI/ESP1º/227/2017

Así mismo Luis Demeneghi interpuso una denuncia en noviembre del 2016 ante la Coordinación de la Fiscalía de Delitos Cometidos por Servidores Públicos contra Rodolfo Mendoza Rosendo, Adelina Trujillo Landa, la fiscal Indira Contreras Tun y la Jueza Ma. Concepción Andrade López

Por los delitos de abuso de confianza, coalición y manipulación de un incapaz.

Carpeta de investigación FES 269/2016/OF/FIS

Pero también le escribo para ponerla en antecedentes del papel jugado por Sara Ladrón de Guevara, rectora de la Universidad Veracruzana en el caso Sergio Pitol (académico de esa institución).

En esa entrevista del 5 de febrero del 2015 mi padre denunció públicamente lo que estaba ocurriendo en torno a Sergio Pitol y también habló de su enfermedad neurológica diagnosticada por su neurólogo el doctor Mario López Gómez (cédula Prof. 2555863. Ced. Especialidad 4255532) desde 2009. El diagnóstico fue: “Afasia Primaria Progresiva no fluente”, una demencia degenerativa del tipo de las demencias frontotemporales, enfermedad mental que tiene mucho parecido a un Alzheimer, pero a diferencia de éste la APPnoF es mucho más agresiva. Desde ese año (2015) ya era necesario que un tutor velara por su integridad física y económica, es decir, desde antes de 2014 mi tío era ya una persona muy vulnerable y propenso a ser manipulable.

A partir del 2015, nosotros, su familia, hemos sufrido un viacrucis, tanto legal como emocional: intimidaciones, denostaciones en la prensa local y nacional, además de los atropellos en nuestros derechos humanos promovidos por algunos de los implicados en este caso, desvelando una serie de entramados y complicidades al más alto nivel gubernamental del Estado. También hemos transitado un largo litigio penal y civil para que la tutela, que desde 2014 indebidamente la ejercía el DIF Estatal de Veracruz, pasara a manos de su familia. Actualmente, desde septiembre de 2017, mi padre Luis Demeneghi es el tutor de mi tío Sergio por mandato judicial.

Dos años nos impidieron ver a mi tío Sergio; aludían que él no nos quería y que era él el que se oponía a que lo visitáramos. Sin embargo, el 28 de octubre de 2016 los tomé desprevenidos y entré a su casa. Llevaba yo una cámara oculta y lo grabé. Lo que encontré ese día y que además quedó registrado fue aterrador. Me encontré una persona completamente desconectada de la realidad, sin cuidados, prácticamente sin poder caminar.

El registro sirvió para que la Comisión Estatal de Derechos Humanos (omisa hasta ese momento) instara a que lo pudiéramos seguir visitando. Dos meses después lo pudimos visitar de nuevo en su casa, era diciembre de 2016, en el declive de la administración del hoy preso Javier Duarte de Ochoa. Encontré a Sergio Pitol postrado en su cama, prácticamente inmovilizado, con úlceras en la espalda y coxis, con una infección urinaria, anémico, saqueada su ropa en el armario y él en andrajos. Su cuarto olía a orín de perro. Cuento también con las pruebas de esos días.

Sin que esto bastara, sin que los estudios neurológicos y los dictámenes médicos en donde se acreditaba que Sergio Pitol no leía, no hablaba y no escribía, fueran lo necesariamente convincentes para demostrar que desde entonces, 2014, él fuera declarado una persona incapaz e interdicta y puesto a disposición de un tutor, como se acreditó y prevaleció hasta la fecha. Además de todos los videos de él como prueba en los diferentes litigios que demostraban cómo recrudecía su enfermedad y que además mostraban los pocos o nulos cuidados que le proveía el DIF Estatal en la época en que la tutela la ejercía una subalterna de Karime Macías de Duarte. Lo inadmisible de todo esto fue que además legalmente hicieron todo lo que estuvo a su alcance para levantar la interdicción de Sergio Pitol, hecho que nunca se pudo consumar debido a que nosotros metimos recursos legales e inclusive llegamos hasta la Suprema Corte de Justicia. Si nosotros no apelamos durante todos estos años, mi tío Sergio se hubiera quedado sin tutor a pesar de las condiciones en las que ya se encontraba.

A lo largo de este tiempo hemos denunciado a través de varios medios de comunicación y de una serie de litigios el precario cuidado que tenían con él, el robo que sufrió de sus cosas de valor (incluyendo la Medalla del Premio Cervantes, prestigiosa distinción que otorga el Ministerio de Cultura de España), el saqueo de sus cuentas bancarias, además del uso personal y mediático que ejercían con su nombre las personas que se autodenominaban “el círculo más cercano”, encabezado por el ya mencionado Rodolfo Mendoza Rosendo. Todo esto acompañado de una campaña mediática que se empeña en seguir insistiendo una supuesta lucidez de Sergio Pitol, una lucidez que nunca ha existido en estos últimos años. El único afán es que la verdad no se conozca y se oculte.

Ahora, seguimos viendo con asombro cómo Rodolfo Mendoza que ha sido partícipe de este crimen sigue cosechando reconocimiento público en lugar de ser llevado ante un juez. No nos cabe duda alguna de la existencia de todo un aparato detrás de él que lo protege para que no se haga justicia, prevaleciendo así la impunidad.

Por otra parte, nos sigue sorprendiendo que utilicen para este fin a personas con el prestigio que usted tiene para que entren a esta trama que han ido tejiendo a lo largo de los años para que los acrediten de cara al público, tan sólo con su presencia, como personas con una solvencia moral intachable que no poseen.

Por este motivo me he impuesto la tarea de actuar en nombre de mi tío, de prestarle mi voz, de buscarla y ponerla en antecedentes, para que usted conozca lo que ha sucedido realmente y juzgue si la invitación que le hizo la organización de la FILU – en donde su director es Rodolfo Mendoza – para entregarle la Medalla al Mérito Universitario corresponde a un acto bien intencionado o es sólo una maquinación estratégica, una cortina de humo para acallar lo aquí relatado. Indignante y triste es en verdad testificar cómo una feria del libro que en otros tiempos era apadrinada por un escritor laureado, como Sergio Pitol, sea ahora dirigida por su principal verdugo y actual protegido de la rectora.

Mi deseo es que me brinde la oportunidad de exponerle todo el caso a usted o a su equipo de investigaciones especiales, los invito a que vean todas las pruebas que tengo y que me escuchen, a que conozcan los expedientes completos del caso. A que conozcan quién es el ahora director de Difusión Cultural de la Universidad Veracruzana, Rodolfo Mendoza Rosendo.

Pero existe también otra paradoja, y es la actuación infame que ha tenido Sara Ladrón de Guevara, la rectora de la Universidad Veracruzana, quien se empeña en seguir protegiendo a esta camarilla incrustada en la UV. No le ha importado que sus actos pongan en riesgo la vida de Sergio Pitol toda vez que se ha negado a reconocer la figura de tutor de mi padre y sigue avalando legalmente a las tutoras anteriores del DIF Estatal, aun cuando ya no tienen ese cargo, desacatando así el mandato de un juez.

La Universidad Veracruzana se ha negado también a reconocer que existen adeudos pendientes con Sergio Pitol y se niega a pagarle sus regalías, aun cuando existe ya un mandato de un juez exigiendo el pago. Ni siquiera le ha importado a la institución a la que prestó sus servicios durante muchos años que el patrimonio (su biblioteca personal) que mi tío donará a la UV tras su muerte, se cuide y proteja y exija cuentas a la administración del DIF Estatal en época de Duarte. Existe un antecedente de hurto: el libro Pedro Páramo que Juan Rulfo dedicó a mi tío Sergio y que su portal de noticias diera a conocer.

Podría extenderme y seguir escribiendo todos los atropellos que ha sufrido Sergio Pitol y su familia. Todo esto debería de haber cimbrado a la comunidad intelectual y artística de México, sin embargo persiste un silencio sepulcral a pesar de todo lo que hemos denunciado.

Espero que este resumen despierte algún interés para su quehacer periodístico, mismo que ha sobresalido por su rigor y una honesta e inquebrantable búsqueda de la verdad.

Sin otro particular, le agradece y saluda muy

ATENTAMENTE

 

Laura Demeneghi

Notas Relacionadas
  • Lo último
  • Lo más leído


NOSOTROS

Periódico digital en tiempo real con información preferentemente del Estado de Veracruz México