lunes, 24 de septiembre del 2018
 
Xalapa
PRI de Veracruz, con problemas financieros tras fracaso electoral
Xalapa | 2018-09-14 | Jesús Ruiz
/ AZM/ Agencias

El presidente estatal del PRI, Américo Zúñiga Martínez, señaló que la renovación de la dirigencia estatal estaba proyectada para noviembre de 2017; sin embargo la líder nacional, Claudia Ruiz Massieu, renovó al Comité Ejecutivo Nacional, lo que podría generar cambios en los calendarios estatales.


“Creo que se deben de esperar los tiempos que marcará sin ninguna duda el Comité Ejecutivo Nacional, pero yo por mi parte he puesto a consideración de la militancia mi permanencia”, declaró en entrevista al ser cuestionado sobre las críticas que recibe.

Detalló que su dirigencia no cubre un periodo en específico puesto que no fue nombrado por consulta a la base, por consejo político, ni por una comisión permanente, al ser designado por el Comité Ejecutivo Nacional para el proceso electoral de este 2018.

“Este periodo termina hasta un día antes de que rindan protesta los diputados, ahí concluye el proceso electoral por lo que ya más allá de noviembre estaría yo en tiempos extras”.

Ante esta situación y los cuestionamientos de distintos liderazgos que también buscan presidir al PRI estatal, mencionó que él podría seguir en la dirigencia o el instituto podría nombrar a un encargado, lo que se definirá en los próximos meses.




Pese a lo anterior consideró que a nivel estatal se debería de trabajar en la renovación del Consejo Político Estatal, ya que el periodo de este órgano también está vencido y a partir de dicha acción se podría generar el debate de cuál sería el método para renovar la dirigencia en Veracruz.

“Los estatutos hablan de los métodos, ya sea en una asamblea, designación del consejo político o incluso de abrirlo a una consulta a la base”.

Observó que además una buena cantidad de integrantes del Consejo abandonaron al partido en la época en donde más se necesitaban, de ahí que no deben de estar considerados en decisiones y en órganos de gobierno del partido para definir la próxima dirigencia.

En otro tema, reconoció que tuvo que implementar recortes de salarios a sus trabajadores ante las dificultades financieras que atraviesa el instituto tras las derrotas electorales de los últimos procesos.

Al respecto, refirió que hasta el momento no han recurrido a despidos, no obstante por los descuentos de 2.5 millones de pesos que les aplica el Organismo Público Local Electoral ordenada por el INE tienen que seguir generando “ajustes”.

El dirigente recordó que después de las elecciones de los 212 ayuntamientos en 2017 la autoridad electoral los multó con casi 20 millones de pesos, cifra que terminarán de pagar este año con el presupuesto que se les asignó de más de 106 millones de pesos.

Expuso que tras las elecciones concurrentes de este año en que se eligió al gobernador, Presidente de la República, senadores, diputados locales y federales, la multa generada en Veracruz fue de dos millones de pesos.

“No es comparable la multa con la que tenemos de 2017, lo que no es atribuible y que quede claro a la dirigencia que representaba al partido en 2017, sería injusto que así se señalara. Hubo 212 y muchas de ellas no observaron temas como agenda y temas como la fiscalización”.

Así, reiteró que el PRI y la militancia tienen que adecuarse a la nueva realidad que atraviesan, ya que no tendrán las más importantes prerrogativas a nivel nacional, lo que los obliga a “hacer las cosas diferente”.

Aunque algunos militantes acusan que en los comités directivos municipales no tienen dinero ni para servicios básicos o insumos de oficina, Zúñiga Martínez aseveró que no cerrarán ninguna oficina, pero los ajustes a los salarios y al gasto corriente continuarán vigentes.

  • Lo último
  • Lo más leído


NOSOTROS

Periódico digital en tiempo real con información preferentemente del Estado de Veracruz México