LO ÚLTIMO LO MÁS LEÍDO COLUMNASVIDEOS
Genios de Ingenio
Ingenio San Francisco Naranjal
Por: Calixto Fernández Cención
2016-05-01
Estimados lectores en esta columna hablaremos, del Ingenio San Francisco Naranjal, Ingenio que lamentablemente a tenido desde su fundación etapas muy difíciles para lograr su permanencia, aunque a observado destellos de bonanza, estos se han visto ennegrecidos por hechos que no le permitieron repuntar y que ahora es uno de los elefantes y no precisamente blancos sino gris por el panorama que se vislumbra en el.

Partiendo de la investigación plasmada en el texto “Origen y Evolución de los Ingenios Azucareros y Zonas de Abastecimientos, primera parte FIOSCER”

Hacia el año 1876, pobladores procedentes de San Andrés y Santiago Tuxtla, así como de Tlacotalpan y Alvarado, fundaron la ranchería del Naranjal, conocido en la actualidad como Lerdo de Tejada, convirtiéndose años posteriores en cabecera municipal, localidad que se encuentra en la parte sur del estado de Veracruz.

Durante el año 1885, los señores Domingo Zamorano y Cirilo Cano, instalaron un pequeño trapiche que producía piloncillo, mismo que fue vendido a los señores Alberto Dechamps y otro grupo de inversionistas, operándolo hasta el 1903 posteriormente fue vendido a unos españoles que lo tuvieron hasta el 1920, con ellos ya se producía mascabado, moliendo 700 toneladas de caña por día, al fallecer uno de sus propietarios la viuda cayó en grandes pasivos y el Ingenio lo recogió el Banco Nacional de México y de crédito Español, para el año 1937 los trabajadores adheridos al sindicato de trabajadores de la Industria azucarera (CTM) integraron una cooperativa y se quedaron con el ingenio llamándolo Sociedad Cooperativa Agrícola e Industrial del ingenio San Francisco, SCL, para 1940 se le hicieron importantes ampliaciones logrando una capacidad de molienda de 1100 toneladas de caña por día, para el año 1955, elevó su capacidad de molienda a 1800 toneladas de caña por día, no con ello la cooperativa se enredó en problemas fuertes en su economía y tuvo que entregar el Ingenio a Nacional Financiera, a partir de esta fecha se constituyó legalmente como INGENIO SAN FRANCISCO NARANJAL, S.A., cuya administración hizo remodelaciones y logró moliendas de más de 5000 toneladas de caña por día, después por decreto presidencial en 1971, pasó a manos de OPERADORA NACIONAL DE INGENIOS (ONISA), para 1973, su producción superó las 6000 toneladas de caña por DIA..-Hasta aquí el texto.

Para 1996, fue adquirido por el grupo azucarero México, teniendo su máxima producción moliendo 486,102 toneladas de caña con 49,656 toneladas de azúcar, ya para el año 2001, el gobierno federal expropia este ingenio y es en este periodo que registra su máxima producción histórica en la zafra 2007/2008 con 637,000 toneladas de caña molida y producción de azúcar de 57,644 toneladas. En el año 2010 el gobierno enajena el ingenio a Francisco García González quién lo administra durante tres años y hace su última zafra en el año 2013, moliendo 393,000 toneladas de caña y obteniendo 30,000 toneladas de azúcar, a partir de esa fecha ha sido un ir y venir tanto de productores de caña como de obreros para recuperar lo que les adeudan por su caña y por su relación laboral, al respecto no ha habido dependencia gubernamental alguna que verdaderamente imponga su autoridad en apoyo de mas de 5000 personas y sus familias del municipio de Lerdo de Tejada, el ingenio está declarado en quiebra en manos de un juez, pero aún no ha habido propuestas en firme para su adquisición, generando con ello cada vez mas incertidumbre y malestar en la población, el problema para productores de caña no es tan significativo porque sus cañas se industrializan en otro ingenio vecino, quienes son directamente afectados son los trabajadores, transportistas y por consiguiente el comercio aledaño a la unidad industrial, aquí es importante que las autoridades pongan atención especial ya que de no darle solución, podrá generarse un problema social mayor y entre mas pase el tiempo la maquinaria del ingenio cada vez se irá deteriorando en mayor grado y no habrá personas que se interesen en invertir para echar andar esta importante fuente generadora de empleo.

Operativamente este ingenio aún se puede rescatar, solo falta voluntad, interés y accesibilidad de todos los actores para volver a percibir en el aire los vapores, en el piso los olores de la melaza, de la azúcar y escuchar el silbato a todo pulmón indicando la entrada y salida del personal a sus labores así como observar el ir y venir de camiones cargados con caña, traylers cargados con azúcar a los mercados locales y nacionales y pipas saliendo con miel con destino a otras plantas generadoras de empleo y vida., esa es la magia que se vive en un ingenio azucarero, esa es la magia que el ingenio San Francisco debe ofrecer a sus habitantes.

Estimados lectores se admiten sugerencias, críticas, y propuestas sobre temas que se deseen se incluyan, también puede enviarnos escritos sobre sucesos y leyendas que las hay al por mayor en el medio azucarero, al correo: azumexico@hotmail.com

CALIXTO FERNANDEZ CENCION