jueves, 21 de febrero del 2019
 
Por Edgar Murrieta González
Columna: Opinión
El cambio de nombre en las personas físicas
2019-02-08 | 21:50:58

Es un imperativo legal que todas las personas físicas deben ejecutar los actos de su vida civil bajo un nombre determinado. A las personas mayores de edad ya sea por condiciones de parentesco o por disposición legal, les corresponde ante la institución del Registro Civil imponer un nombre con los apellidos que correspondan a los menores de edad. Una vez alcanzada la mayoría de edad las personas tienen el derecho de promover su cambio de nombre siempre y cuando cumplan con las condiciones y requisitos que establece la ley civil.


Además del cambio de nombre, la ley civil permite mediante un procedimiento administrativo que se promueve ante el propio Registro Civil que se realicen rectificaciones a las actas de nacimiento por errores ortográficos, mecanográficos, numéricos o imprecisiones en las actas asentadas.


La solicitud de cambio de nombre procede promoverla indistintamente ante un juez o ante un notario público quienes una vez analizadas y valoradas las constancias correspondientes, deberán publicar la modificación solicitada en la Gaceta Oficial del Estado y en un periódico de circulación en el lugar en que resida el promovente; después de transcurrido el plazo de 15 días de la última publicación, si no existe oposición por parte de persona alguna en cuanto al nuevo nombre promovido se expide el testimonio correspondiente que deberá ser comunicado al Registro Civil para que haga constar los cambios en el documento en que inicialmente se realizó el registro del nombre.


Consideramos oportuno comentar que el Código Civil para el Estado de Veracruz permite que el cónyuge que lo desee podrá agregar a su nombre y apellido, el apellido del otro cónyuge, esto es, que así como normalmente la esposa agrega a su nombre el primer apellido de su esposo, la misma permisión establece a favor del esposo, quien puede agregar después de su nombre, el primer apellido de su esposa, hipótesis que en lo personal aún no conocemos en algún caso. El mismo efecto anterior persiste en los casos de divorcio en los que mientras no exista sentencia ejecutoria puede el cónyuge continuar utilizando el apellido del otro y en los casos de viudez mientras no cambie ese estado.


 Por último, es importante señalar que el cambio de nombre no libera de ninguna responsabilidad u obligación de cualquier índole adquirida con el nombre anterior y tiene efectos en los descendientes menores de edad.


*Abogado Comentarios: edgarmurrietag65@gmail.com / WhatsApp 9231016078

Entradas Anteriores


  • Lo último
  • Lo más leído


NOSOTROS

Periódico digital en tiempo real con información preferentemente del Estado de Veracruz México