lunes, 15 de octubre del 2018
 
Por Marco A. Medina
Columna: La escena veracruzana
Resistirse al cambio
2018-10-10 | 09:42:27

El gobierno veracruzano en funciones parece esperar un milagro para evitar que llegue el tiempo de rendir cuentas. Es más, siguen haciendo y deshaciendo como si su periodo fuera eterno, como si no hubiera habido elecciones el 1 de julio ni hubiera habido una votación apabullante hacia el cambio que propuso Andrés Manuel López Obrador y que fue histórica en Veracruz. Su estrategia consiste en resistirse al cambio, atrincherarse en el control que tienen actualmente sobre porciones del poder, ejercerlo arbitraria y despóticamente para seguir saqueando el erario público y al mismo tiempo negociar garantíaspara no ser enjuiciados y sancionados por sus actos públicos.


Lo que vivimos es un interregno que quiere ser aprovechado por el gobernante actual como escudo ante lo que viene.Mal cálculo, pues los vientos de la transformación son más fuertes de lo que prevén.


Por lo pronto, ya hay un aviso más que el ocupante del palacio de gobierno debiera tomar en cuenta. El Órgano de Fiscalización Superior del estado de Veracruz, ORFIS, informó recientemente de las irregularidades detectadas en la cuenta pública de 2017, el primer año de ejercicio de Yunes Linares, que ascienden a la cantidad de 338 millones de pesos. Cuando se llegue a revisar el ejercicio de 2018 estas cifras podrían ser más abultadas.


La mayoría de los electores votaron por un cambio profundo en el país, para que la vida pública se ordenara de ahora en adelante con base en la transparencia, la honestidad, la austeridad y dejaran de ejercerse las lacras de la política. Todos los actores políticos del país, de los estados y municipios deberían de reflexionar sobre este nuevo periodo que se abre. Pero en Veracruz, donde hubo un mandato contundente y claro de los electores, los menos enterados parecen ser los gobernantes actuales.


He sabido de actos despóticos de presidentes municipales que parecen ignorar los nuevos vientos de cambio. En Cosautlán de Carvajal, la presidente municipal Alicia Valdivia Vargas, proveniente de la coalición PAN-PRDdespidió con la mano en la cintura a todos los empleados sindicalizados que tiene el municipio y contrató a sus allegados, violando toda norma laboral y administrativa; le apuesta a que el juicio durará de 2 a 3 años y heredarle el problema laboral a la siguiente administración. Mientras tanto las familias de los trabajadores despedidos sufrirán varios años de incertidumbre y penurias económicas.


Otro que parece no comprender los nuevos tiempos es el alcalde de Tuxpan, en la zona norte del estado, quien ejerce de forma arbitraria sus funciones, en medio del desorden administrativo, del caos de las reuniones de cabildo y ya con la mayoría de ediles en contra, atreviéndose a denunciar ante los medios a sus opositoressin las pruebas mínimas que se exigiría para no ser considerada una grosera difamación. Lo último que se reporta es un despido injustificado de los colaboradores de regidores y Síndico, como si dependiera de sus facultades decidir quién sí y quien no colabora con los representantes populares.


Ni las actitudes del gobernador actual ni la de algunos presidentes municipales toman en cuenta el bienestar de los ciudadanos ni los retos a futuro que debemos enfrentar entre todos. El quebranto financiero, económico y político, así como las crisis de derechos humanos, de seguridad pública, de bienestar que padecemos actualmente en Veracruz necesita el concurso de todos. Estaría bien que los alcaldes que todavía permanecerán en sus funciones 3 años más, reflexionaran sobre el futuro de sus municipios en esta nueva etapa de cambios que se viene y se avinieran a los nuevos tiempos de transparencia, honestidad y administración recta del poder público que exige la Cuarta Transformación, la que mandataron los electores el primero de julio.


marco.a.medinaperez@gmail.com

Entradas Anteriores










  • Lo último
  • Lo más leído


NOSOTROS

Periódico digital en tiempo real con información preferentemente del Estado de Veracruz México