sábado, 17 de noviembre del 2018
 
Por Triscia Sosa
Columna: Balcón político
Abandona el barco
2018-09-13 | 12:15:20

Todavía no termina la administración del cambio y los yunistas ya empiezan a abandonar el barco, aplicando aquello de que: “Cuando el barco se hunde las ratas huyen”, así está sucediendo a escasos 88 días de que su jefe el Yunes Rico deje su bienio atrás.


Tal es el caso de Verónica Pulido Herrera de profesión nutrióloga, primer punto que le cuestionaron a su arribo a la jefatura de la Jurisdicción Sanitaria en Veracruz, su salida viene a culminar con una serie de señalamientos desde su llegada al cargo.


Denuncias públicas son las que han rodeado desde el principio de su nombramiento a Pulido Herrera, quien fungió como regidora y posteriormente dirigente del PAN en al ciudad de Veracruz, cargo que ostentó se dice por volverse afín al clan Yunes y dar la espalda en ese entonces al equipo contrario, al de Julen Rementería del Puerto de quien era incondicional, bueno ni tanto.


Así llegó a ser jefa de la Jurisdicción Sanitaria y desde que ocupó esa posición los mismos trabajadores denunciaron públicamente irregularidades en materia de manejo del almacén, gastos extraordinarios, entre otros.


Varias fueron las manifestaciones que colaboradores de la Jurisdicción realizaron desde que Vero Pulido fue su jefa, pues trabajadores del área de Control Herbario se manifestaron para exigir la renovación de sus contratos y acusaron que los directivos los habían desplazado por familiares de la nueva jefa y amigos vinculados al PAN, la acusaban de convertir dicha dependencia en agencia de colocación.


Como estos incidentes se presentaron más de dos desde que Pulido Herrera llegó al Sector Salud, a quien también la caracteriza su desprecio hacia los medios de comunicación pues se sabe que cuando era buscada para alguna entrevista nunca era localizada.


Lo que sin duda llama la atención es por que se va ahora, por que abandona la nave azul, lo que marca el manual es que esto no se acaba hasta que se acaba y no hay que correr antes, al menos que tenga algo que esquivar o que esconder.


Son seis


Las pasada elecciones dejaron como saldo para Veracruz que tuviera seis representantes en la cámara alta del Congreso de la Unión, cifra que hacía rato no sucedía.


Por ejemplo por Morena hay tres senadores tales como la Jefa Rocío Nahle, Richard Ahued, quienes ganaron la elección, y Claudia Balderas Espinoza, esta última originaria también del sur veracruzano y que es la más joven de los 128 parlamentarios.


En el PAN aparecen dos curules con el sello jarocho tales como el “vasco barbado”  Julen Rementería e Indira Rosales, quienes tienen en común que llegaron sin ganar una elección, pues el primero es de primera minoría y la segunda es plurinominal.


Y el sexto está registrado por las siglas del MC y es un viejo conocido, pues Dante Poncho Delgado es el coordinador de la bancada y por supuesto viene a darle el toque de experiencia al grupo, ya que  es la segunda ocasión que estará en la cámara alta.


Ya veremos que pueden hacer esta media docena de senadores desde sus escaños para que a Veracruz le vaya mejor como entidad, pues hay una deuda histórica de la federación para con este estado que es rico es recursos naturales pero que es uno de los más pobres del país.


Desánimo patrio


Estamos en el mes patrio y apenas es que se asoman unos adornos en el centro histórico de la ciudad y Puerto de Veracruz, se logran ver algunos puestos con artículos alusivos a las fiestas del 15 de septiembre, pero tal parece que el gusto por adquirirlos ha quedado atrás.


Ya no se observan vehículos particulares con sus banderitas agitadas por el viento mucho menos los imanes en los parabrisas. Pocos son los comercios que invierten en este tipo de ornato a diferencia de años atrás. Las escuelas solo de manera mecánica hablan de las fechas y de lo que se festeja en estos días.


En primer lugar este desánimo proviene de las autoridades que en lugar de incentivar y fomentar el gusto por esto, muestra una apatía por ponderar un mes que al final de cuentas es parte de nuestra identidad cultural, estos serían los responsables de transmitir esa emoción patria.


Municipios como el de Poza Rica, que hasta ahora es el único que así lo ha hecho ver, ha lanzado una convocatoria para que los ciudadanos adornen el frente de su casa con un artículo hecho por ellos mismos o adquirido y que tenga que ver con el mes patrio.


Busca con esto que no se pierda la tradición y mantener vivo ese espíritu patriótico y gusto por ser mexicano, mostrarle a las nuevas generaciones que sin consumismo se pueden preservan tradiciones netamente mexicanas, que dicho sea de paso tendría que ser parte de la tarea de un gobierno pero aquí en los responsables de la ciudad hay más resentimientos que patriotismo.


 

Entradas Anteriores










  • Lo último
  • Lo más leído


NOSOTROS

Periódico digital en tiempo real con información preferentemente del Estado de Veracruz México