domingo, 18 de noviembre del 2018
 
Por Rafael Arias
Columna: Sobresale Veracruz en corrupción e inseguridad
Sobresale Veracruz en corrupción e inseguridad
2018-05-07 | 08:37:05

200 días y adiós. La realidad habla a través de los hechos. Tan sencillo como claro, demostrarlo con un ejemplo: sube precio de gasolina, crece el malestar popular y se hunden más el PRIANRD, sus gobernantes, políticos y cómplices.


 


Hechos incuestionables, que acumulados uno tras otro, desenmascaran y denuncian hoy, la presencia y aumento de simulación, corrupción e impunidad gubernamental. Imposible ocultar lo que es evidente. El hartazgo social se convierte en rechazo general.


 


Patética decadencia y pérdida de credibilidad y confianza del PRI, convertido en referente de corrupción y encubrimiento, de complicidad e impunidad. De nada sirven desesperados y antidemocráticos cambios en su dirigencia; ni el reiterado y conocido discurso que exalta supuestas capacidades y habilidades, pero esconde complicidades y responsabilidades, de algunos de sus despreciados candidatos; ni el insistente uso y abuso del mensaje de miedo, terror, insulto y descalificación; y mucho menos el del “rollo del desarrollo” que asegura mover a México, todo va bien y no pasa nada.


 


Penoso y costoso, el otrora único y después aglutinador. Está lleno de contracciones, características de sus tres principales sectores visibles y dominantes: el de los saqueadores, parásitos y vividores; el de los mercaderes, renegados, convenencieros y traidores, que anteponen cualquier beneficio y privilegio personal y familiar; y el de los todavía leales y creyentes en sus ideales y principios. Para colmo su cómplice y encubridor, el PAN va igual o peor, con su “ñapa” el PRD. Brevísima descripción, de los sobresalientes miembros de la costosa e inútil partidocracia, brazo fuerte del hampa electoral.


 


Época de elecciones. Se habla, discute, repite estigmatiza, condena y atemoriza. Hay de todo, menos de lo importante.


 


Condenable e indeseable actitud gubernamental, de ignorar y desatender necesidades y problemas sociales prioritarios; y de ocultar y simular, distorsionar y minimizar, aprovechando el uso y abuso de recursos públicos y atribuciones institucionales.


 


Imprescindible participar antes, durante y después de las elecciones.


 


Hay que hacerlo permanentemente en todos los asuntos públicos, empezando por exigir obligada transparencia y acceso a la información, puntual rendición de cuentas y fiscalización, y evaluación y retroalimentación social.


 


Y sobre todo, participar para reconocer esfuerzos, logros y avances, si los hay; así como denunciar oportunamente a responsables, procesarlos  y, en su caso, exigir castigo a los que gobiernan, a los que están y ya se van. No más encubrimiento, impunidad y disimulo.


 


 


Veracruz de los más corruptos


 


Los hechos se repiten, señalan y advierten acerca de las consecuencias de sostener ineficiencia y delincuencia gubernamental. Hoy por hoy, se padece lo heredado y también acumulado, lo ocasionado por gobiernos presentes.


 


Alarma y alerta a lo que se ha llegado. Por ejemplo, casi podríamos decir que pasó desapercibida para los afectados, la noticia difundida desde Coatzacoalcos hace casi un mes, de que: “Veracruz es la segunda entidad federativa donde la gente experimenta mayor corrupción, afirmó el comisionado del Instituto Nacional de Acceso a la Información (INAI), Joel Salas Suárez, durante su participación en la presentación del manual sobre el Sistema Nacional Anticorrupción y Jornada de Capacitación en Transparencia, el funcionario dijo que esta situación ha minado las instituciones veracruzanas así como el tejido social…Si hay una entidad federativa en donde la corrupción ha roto las relaciones entre autoridades y población sin duda lo es Veracruz… De acuerdo a la última información que tenemos del INEGI, de la encuesta donde no se mide percepción de corrupción, sino las experiencias de corrupción que viven los ciudadanos el 95 por ciento de los veracruzanos dijo que la corrupción en Veracruz es frecuente o muy frecuente, es la segunda entidad federativa donde se tiene la mayor experiencia de corrupción en el país”. (La Jornada Veracruz. 060418)


 


Ante ésta y otras evidencias, preocupa mucho que, hasta el momento, no hay respuestas serias, viables y concretas de los diversos ámbitos de gobierno, y de la sociedad; incluso, tampoco de los partidos y de sus candidatos.


 


Excepciones aparte. Unos y otros fingen demencia. Y eso que la Comisión de la Cámara de Senadores,  expresamente encargada del asunto  está a cargo de un veracruzano. ¿Qué hacer?¿Fomentar simulación y desatención en cualquiera de sus formas?


 


 


La clave, información oficial, oportuna y confiable


 


Alarmante opacidad y falta de acceso a información oficial estatal y municipal, ni que hablar de rendición de cuentas y evaluación social. Ante preguntas sin respuesta, obligado insistir.


 


¿De qué tamaño es el daño recibido y cuál es ya, el acumulado por el gobierno actual? ¿A cuánto asciende el total-total de deuda pública estatal y municipal? ¿Dónde están los miles de millones de pesos presupuestados y desaparecidos? ¿Y los resultados de la entrega recepción? ¿Cuántos despedidos y nuevos contratados van? ¿Renovar o autorizar más concesiones y privatizaciones, para beneficiar a quienes? ¿Cuál es el costo de la reestructuración de la deuda? ¿Es obligatorio sostener a funcionarios ineptos o mediocres con ofensivos supe sueldos y beneficios especiales?


 


Demasiados de los que gobiernan no informan, deforman; no comunican, incomunican.


 


No garantizan el derecho individual y social a saber, ni el deber oficial de informar de todo servidor público. No cumplen con la ley, son  responsables y, según el caso, culpables y hasta delincuentes. Imprescindible que, sin excepciones, se responsabilice y sancione. ¿Hora de penalizar opacidad?


 


Admirable esfuerzo de Naldy Patricia Rodríguez Lagunés, reconocida académica y periodista, quien como otros,intenta hacer realidad libertades y derechos ciudadanos conculcados.Demostrando, como dichos esfuerzos son sometidos por quienes gobiernan, a prolongados y costosos procesos, llenos de obstáculos y pretextos para ignorarlos y desalentarlos.


 


Así, pasan años y se prueba que innumerables casos siguen sin respuesta, como la solicitud de información y el amparo promovidos por Naldy, sobre información de convenios de publicidad en el sexenio de Duarte que, como otras solicitudes,  injustificadamente se niega y oculta, por “los duartistas de hoy”. Temas para insistir y abundar, porque hoy tienen implicaciones increíbles.


 


Historias ejemplares, que prueban claramente,  en donde empiezan ineficiencia y corrupción, complicidad e impunidad gubernamental.


 


Sí. La ignorancia es la madre de la felicidad.


 


@RafaelAriasH


 


Facebook:VeracruzHoydeRafaelAriasH

Entradas Anteriores










  • Lo último
  • Lo más leído


NOSOTROS

Periódico digital en tiempo real con información preferentemente del Estado de Veracruz México