lunes, 24 de septiembre del 2018
 
Por Miguel Eduardo Jiménez Miguel
Columna: Verdad y Política
¿Y los jóvenes que definirán las elecciones el 1 de julio dónde están?
2018-04-15 | 22:18:51

Con mucha insistencia se está considerado que un gran porcentaje de los jóvenes en edad de votar, bien pudiera definir las elecciones que se realizarán el 1 de julio, considerando que en cualquier parte del país, son éstos los que menos oportunidades en el campo laboral tienen.


Las estadísticas no están mintiendo que en cada sector de cualquier conglomerado social, hay jóvenes entre los 18 y los 25 años que dejan las aulas, desde el nivel de enseñanza media y superior, por no contar con la capacidad, para continuar con sus estudios y buscan un empleo inmediato para soportar sus necesidades primarias.


Son realmente muy pocos quienes logran acomodarse en cualquier actividad, pues urgidos de contar con una moneda en el bolsillo, optan por encontrar un lugar en el sector comercial. Sin embargo, la inmensa mayoría de los que en este 2018 están en edad de votar, ven de lejos las próximas elecciones que definirán al presidente de la República, como otro paso más de la política que no les interesa pero esperan que cualquiera que llegase a ganar, haga algo por bajar el alto índice de desempleo.


Realmente, si se dice que los jóvenes podrían definir las elecciones, aún no se sabe con certeza por quién o cuáles serían los motivos que los lleven sufragar por el mejor de los candidatos que buscan un puesto de elección popular, para diputados, senadores y presidente.


Considerado elecciones del 2017, donde se eligieron a los nuevos ayuntamientos en este municipio y otros lugares del estado de Veracruz, el porcentaje de la votación fue menor al 50% y se pudo comprobar que la gente no salió a votar, no fueron los jóvenes lo hicieron fueron personas que rebasaron los 30 años y adultos de los 50 años y más.


La presencia de los que dicen serán los que inclinarán la elección presidencial, puede ser engañosa, porque no es lo mismo estar atrás de las redes sociales donde se están marcando algunas ideas, a la acción verdadera, de salir para definir y como buenos ciudadanos ejercer el voto secreto, libre y directo que tenemos los mexicanos.



APATÍA Y DESENCANTO


Quedó claro que los jóvenes sí quieren que las cosas mejoren, pero no son participativos, porque les invade la apatía, son conformistas y no hay manera de atraerlos a participar en política, se han alejando de ésta, porque no existen motivos que los impulsen, no hay líderes que los involucren. A finales de la década de los años 70 y principios de los 80, sí había un marcado interés de participar, porque tanto en programas de gobierno, como en la interna de los partidos referentes en el país, como PRI y PAN, consideraban a sus sectores juveniles, como plataformas, para ir moldeando a quienes en el futuro serían los que ocuparían los principales cargos y de ahí, su lanzamiento a cargos de elección popular.


Y claro que hay desencanto desde ahí, aunque algunos dicen continuar impulsando a sus sectores juveniles, cosa que no se ve ni se siente, como aquellos que mantenía el Movimiento Nacional de la Juventud Revolucionaria (MNJR) y luego modificado a Frente Juvenil Revolucionario (FJR), ambos del Partido Revolucionario Institucional; lo cierto es que, los nuevos partidos políticos no consideran al sector joven como atención especial.


Todos los que se cobijan bajo las siglas de los partidos de reciente creación, son salidos de los principales institutos, sólo buscan el beneficio personal y se convierten en líderes intolerantes y caducos de ahí que menos del 50% de los jóvenes crean realmente en los partidos políticos, por la desconfianza que provocan.


Veracruz, como se sabe jugará un papel muy importante en los comicios del primer domingo de julio, porque no sólo se elegirá a diputados federales y senadores por mayoría relativa, sino que al mismo presidente del país, pero muy especialmente porque surgirá el nuevo gobernador y su nuevo congreso y el ánimo de haber cambiando el destino de la política en el 2017; de haber sacado a un partido que gobernó más de 80 años, estará aún vigente, y eso se reflejará claramente.


En el terreno local, donde nos toca verter la opinión está más que entendible que no hay razón importante como para asegurar que los jóvenes de este municipio y de los correspondientes a la zona sur de Veracruz, jugarán un papel importante en las elecciones, y aunque pueden enterarse de los políticos por las redes sociales, no es garantía de que el primero de julio estén formados, esperando turno para depositar su voto y cumplir como ciudadano.


Y vaya que la lucha electoral sostendrá diferentes frentes de ataque y con ideologías diversas, porque en plenitud de campañas, unos estarán convenciendo para votar por el que será el próximo presidente de México, otros lo harán por aquél o aquella que desean llevar a la cámara de senadores o de diputados y otros más atrevidos a ratificar bastión de lo alcanzado en el año pasado, en nuestra entidad veracruzana.


Por lo tanto, si en la política deben estar los jóvenes, que sean éstos los que elijan a quien se apropie de sus ideales, para alcanzar el terreno que se les tiene negado, pero hay que sacarlos de las redes sociales, para que actúen en la vida real, y así sí, de lo contrario, insisto, puede ocurrir lo mismo como en las elecciones más recientes. Para comentarios y opiniones a verdadypolíticalaparresiadehoy@hotmail.com

Entradas Anteriores










  • Lo último
  • Lo más leído


NOSOTROS

Periódico digital en tiempo real con información preferentemente del Estado de Veracruz México