jueves, 19 de julio del 2018
 
Por Magda Zayas Muñoz
Columna: Momentos
Abonando a la incertidumbre y dando paso a escándalos que distraigan
2018-03-13 | 08:00:54

En época electoral la guerra sucia no se hace esperar y cualquier noticia o hecho es oportuno para denostar o para halagar; ayer aquí, en Veracruz, resonó la muerte del empresario tuxpeño Francisco Colorado Cessa, quien purgaba una condena en la prisión texana de Bastrop, acusado de supuesto lavado de dinero para la delincuencia y presunto intento de soborno al juez que llevó su caso. Fue el Gobernador de Veracruz, Miguel Ángel Yunes Linares quien de inmediato aprovecho la noticia para colgarse de ahí y señalar al ex mandatario Fidel Herrera Beltrán de nexos con el fallecido.


Pero al actual Mandatario le faltó objetividad, pues omitió referir que a él también se le ha relacionado con el referido personaje, además de diferentes imágenes que transitan en medios de circulación nacional, donde por cierto, en una de tantas se le ve levantándole la mano a Miguel Colorado Cessa –hermano de Pancho- al postularlo, con su apoyo, en 2009 como candidato a diputado federal.


En aquel momento, se difundió que Miguel Ángel Yunes Linares, respaldó al candidato e incluso participó en actividades proselitistas a su lado, como se exhibió en fotografías y donde además diferentes medios de comunicación dieron cuenta de la relación de éste con la familia colorado desde los tiempos de Patricio Chirinos (1992-1998), donde él participó como secretario de Gobierno.


En su momento el propio Pancho Colorado habría declarado desde prisión a diferentes medios de comunicación del país, que el responsable de su encarcelamiento habría sido Yunes Linares quien mediante contactos trato siempre de incriminarlo en represaría porque jamás quiso apoyarlo económicamente para sus campañas como aspirante al Gobierno de Veracruz.


Lo cierto es que hoy el Mandatario panista intenta “hacer leña del árbol caído” y aprovechando la muerte del Tuxpeño al parecer pretende una vez más escandalizar y que los veracruzanos se distraigan en temas de este tipo, dejando de lado lo realmente alarmante como son los hechos de inseguridad que día con día se presentan en la entidad, muy a pesar de la insistencia de una aparente reducción en los índices delincuenciales.


Por cierto que tras anunciar ayer la “desarticulación” de una banda de delincuentes que presuntamente habrían sido los autores de las ejecuciones de veracruzanos que aparecieron desmembrados en una camioneta abandonada en el Fraccionamiento El Tejar de esta capital, el abogado de una de las jóvenes detenidas declaró que se trata de un arbitrariedad pues su clienta jamás participó en un hecho tan atroz.


Aseguró que su defendida fue detenida cuando se disponía a ir a una fiesta con su amiga –también aprehendida-, trasladándose en una camioneta que fue interceptada por elementos de la policía, donde se encontraron armas y algunas drogas y donde la joven en mención solo iba de aventón. Claudia Estela, amiga de Onix Celeste –dijo el abogado- está siendo acusa de manera abusiva y precipitaba pues no cuentan con pruebas que determinen responsabilidad alguna de su defendida.


Y así mientras los escándalos toman mayor fuerza, se omiten o minimizan hechos lamentables como éstos, donde una joven podría estar siendo acusada sin material probatorio alguno, con el único fin de aparentar cumplimiento a la demanda de justicia de una sociedad cansada por la inseguridad. A decir del litigante, Benito Carpinteiro, el fiscal de litigación que lleva la carpeta de investigación ha referido que se encuentra muy presionado con el tema y la intención es consignar e inculpar.


Por cierto que, para sumarle a la incertidumbre que se vive en Veracruz, hasta el cierre de esta colaboración, ninguna autoridad había ofrecido información oficial respecto del aparente levantón o secuestro del abogado Tomas Mundo Arriassa. Los hechos se registraron aproximadamente a las 12:15 horas de ayer, cuando el exfuncionario de Transito llegó a una veterinaria localizada en las inmediaciones de las calles Héroes de Puebla y Luz Nava de la colonia Zaragoza del puerto de Veracruz.


Y es que de acuerdo con testigos, las dos camioneta en las que viajaban los criminales arribaron al lugar detrás del vehículo que manejaba Tomás Mundo Arriasa, por lo que testigos intuyen que lo venían siguiendo; después se habló de una posible detención, lo cierto es que desde el mediodía y hasta las 20 horas del lunes, el señor Fiscal, Jorge Winckler no había emitido información alguna al respecto, dando pie a especulaciones y acrecentando con ello el temor de la población por los permanentes hechos de violencia ¡así las cosas en nuestra entidad!”.


                                                                                                                                       

Entradas Anteriores










  • Lo último
  • Lo más leído


NOSOTROS

Periódico digital en tiempo real con información preferentemente del Estado de Veracruz México