Logo Imagen del Golfo
    sábado, 16 de diciembre del 2017
Inicio Noticias Agencia Clasificados Sociales Deportes Columnas ImagenTV
    Coatzacoalcos-Zona Sur     |     Cd. de México     |    Córdoba-Orizaba-Centro     |     Internacional     |     Guerra contra el narco    |     Poza Rica-Zona Norte    |    Xalapa    |     Veracruz-Boca del Río
Naturaleza y fines del Derecho del Trabajo.
 
 
Por Jorge Ortiz Escobar
2017-12-06 08:04:07
Columna: Naturaleza y fines del Derecho del Trabajo.
 
Agradezco al Periódico “Imagen de Veracruz” la oportunidad de esta colaboración que será quincenal, en la que abordaremos temas relacionados con el derecho del trabajo o derecho laboral, de ahí la pertinencia de referirnos a la naturaleza y fines de esta disciplina jurídica.

Es de orden público, de ahí el principio de irrenunciabilidad de derechos de las y los trabajadores, formando parte del derecho social, el cual protege y reivindica a grupos vulnerables, como los que viven de su trabajo, entre otros.

El bien jurídico tutelado de este derecho, tiene una doble vertiente: a) Es protector e inconcluso: establece derechos mínimos vitales en favor del (la) trabajador (a), participando del principio de progresividad de los derechos humanos en general y de los de naturaleza laboral en particular. b) Coadyuva en la continuidad del centro de trabajo (empresa); establece mínimos que le permiten proseguir sus fines, de otra suerte quedaría obsoleto. Sin trabajo no hay ni trabajadores ni patrones.

Es unitario en sus fines, conseguir, en lo posible, el equilibrio y justicia social entre los factores de la producción, pero permite subdivisiones en su aplicación: a) Artículo 123 Constitucional, apartados A y B;b) Individual, colectivo, procesal, administrativo, -del trabajo- y de la seguridad social; c) Regímenes diferenciados: ordinario o general y especiales o atípicos.

Es un derecho de excepción, en la medida en que surge de la actividad, del quehacer cotidiano de las personas, con el fin de producir bienes, servicios y satisfactores y, en paralelo, ser un medio para asegurar, en lo posible, los medios de subsistencia para las y los trabajadores y su familia mediante el pago de salarios y prestaciones y para el o los patrones la obtención de una utilidad razonable, al exponer su capital al crear fuentes de trabajo, de ahí que la Constitución y la ley establezcan los derechos y obligaciones de ambos para lograr sus fines.

Es un derecho de integración: equilibrio y justicia social, entre los factores de la producción: “esa justicia de integración es a la vez necesariamente integración en la justicia” (Gustavo Radbruch, 2005); “...la cual está presente, de forma constitutiva, en cualquiera de los elementos del derecho...; El elemento de la “estabilidad”; del “orden social”; ...de “la paz”; de la “seguridad” (Gurvith, 2005), en la medida que responde y corresponde a lo que podemos denominar “mínimos vitales”.

A través del derecho del trabajo, por disposición expresa de la ley y de la Constitución, se busca la armonía, el equilibrio, la justicia social entre dos clases sociales separadas por factores económicos, culturales, sociales, etc., para lograr su integración mediante el derecho social el cual es definido como “…conjunto de normas jurídicas o reglas de Derecho, de índole económica y de justicia social, que establecen y desarrollan diferentes principios y procedimientos de naturaleza prestacional en tanto obligación estatal, en favor de las personas, grupos y sectores de la sociedad marginados, a fin de lograr el mejoramiento de su nivel de vida y su incorporación e integración con las otras clases sociales, a fin de lograr el equilibrio y la justicia social entre ellas, conforme al orden jurídico constitucional y legal…” (Federico Jorge Gaxiola Moraila; Gustavo Radbruch; Lucio Mendieta y Núñez; Mario de la Cueva; Guillermo Cabanellas), entre otros.

El cual se integra con los derechos: agrario, económico, de seguridad y asistencia social, ambiental, cultural, laboral.

Es importante destacar que el derecho social, y con él, el derecho del trabajo, forma parte del sistema jurídico mexicano, el cual podemos definir como “el conjunto de reglas de derecho derivadas del proceso legislativo previsto en la Constitución para la formulación y expedición de todas las leyes que regulen la conducta de las personas en sociedad y posibiliten la solución de los conflictos o controversias entre ellas, cumpliendo las formalidades esenciales del procedimiento, procurando soluciones justas a dichas diferencias, mediante el sistema de administración y procuración de justicia a cargo de los órganos competentes, tanto administrativos como jurisdiccionales, y alcanzar así, en cada caso concreto, una justicia con sentido ético y humanista, que cumpla con los requisitos del artículo 17 constitucional” (Jorge Ortiz, 2017).

En el entendido de que la justicia del trabajo es, debe ser, una justicia “…accesible, eficiente, eficaz, independiente…” (José Antonio Caballero Juárez, 2016), con un alto sentido humano y profundamente ética.

Habrá que ver si el nuevo sistema de justicia laboral de 24 de febrero del año en curso logra estos objetivos.En lo personal lo dudo, cuando menos en el corto y mediano plazo.

rjoe_1972@hotmail.com

AGENCIA IMAGEN DEL GOLFO
 
 
comunidad imagen del golfo
  Entradas Anteriores