Logo Imagen del Golfo
    lunes, 20 de noviembre del 2017
Inicio Noticias Agencia Clasificados Sociales Deportes Columnas ImagenTV
    Coatzacoalcos-Zona Sur     |     Cd. de México     |    Córdoba-Orizaba-Centro     |     Internacional     |     Guerra contra el narco    |     Poza Rica-Zona Norte    |    Xalapa    |     Veracruz-Boca del Río
El primero, último y único bailarín: Rudolf Nuréyev
 
 
Por Rodolfo Mora Forsbach
2017-07-15 11:46:19
Columna: El primero, último y único bailarín: Rudolf Nuréyev
 
Solo hablaré una vez de un bailarín en este espacio, porque hablando de él, todo está dicho, no es uno de los más grandes, es el mejor de la historia del ballet, superando incluso bajo mi punto de vista a Nijinsky, también era un gran coreógrafo, nace un 17 de marzo del 68 en Irkutsk, Siberia, antigua Unión Soviética, su alocada vida comenzaría el mismo día de su nacimiento en tren Transiberiano, de pequeño junto a sus 3 hermanas fue de aquí para allá padeciendo pobreza extrema y hacinamiento, durante el mandato de Stalin, quizá por ello su obsesión por la plata.

Acompañado de su madre acude al teatro a ver La Canción de las Grullas, al igual que Adolf Hitler en la ópera de Wagner, sufre un éxtasis e iluminación, a los 8 años comienza a bailar a pesar de la oposición de su padre, algo así Billy Elliot, tenía un don, el del baile, la segunda guerra mundial se interpone en su camino y es hasta el 55 con 17 años ingresa a la academia Vagánova, entre ese año y el 58 se une al ballet Kirov en San Petesburgo, antes Leningrado como primer bailarín y alumno de Pushkin.

Se había convertido en un personaje a nivel de la URRS y del mundo, permitiéndosele viajar al extranjero como el caso de Viena, aunque su conducta rebelde haría que más tarde se le negara este privilegio, se cuenta que en una ocasión interrumpe una presentación por espacio de media hora negándose a salir en pantalón optando por las mallas, en 1961 ocurre un hecho histórico que me recordó en cierta forma aquella peli de Lionel Richie,

El Sol de Medianoche, el 16 de junio de 1961 al lesionarse Serguèyev se le envía a París, pero al viajar a Londres le dicen en el aeropuerto que tiene que volver a Moscú, algo le dijo que no volvería a salir de ahí y sale corriendo por todo el recinto que quiere su libertad seguido por agentes de la KGB, la ópera de París le hace el desaire por presión de la URSS contratándolo el Grand Ballet du Marquis de Cuevas, se dice que hay archivos donde el primer ministro Nikita Jrushchov, la traición se paga con la muerte, destrozó la danza clásica y la moderna haciéndola magnánima, en Dinamarca conoce a Erik Brhun quien sería su pareja sentimental de ahí en adelante, también conoce a Margot Fontayn quien lo introduce al Royal Ballet de Londres, se dice que una vez abofeteó a una bailarina durante una función en Londres.

En el 62 debuta en la pantalla grande en el film Las Sílfides, en el 72 Rudolf representó, válgame la redundancia a Rodolfo...Valentino, muchos dicen engreído y déspota, yo digo, seguro de sí mismo, participó en múltiples apariciones entre ellas el popular Show de los Muppets, solía tener amistad con altas personalidades entre ellas Jaqueline Kennedy ya de Onassis, Mick Jagger, Freddie Mercury y Andy Warhol, en el 82 se le da el nombramiento de director del ballet de la ópera de París mismo año en el que el VIH se presenta ya como enfermo de SIDA, también se hace ciudadano austriaco. En 1987 Mijaíl Gorbachov el de la Perestroika, que no eran precisamente los zapatos Canada, le permitía volver a Rusia para ver y despedir a su madre.

Al final acepta su enfermedad y en octubre del 92 llegaría su última aparición en la Ópera Gardnier, recibe la más grande y apoteósica ovación de la historia del ballet y se le entrega el grado de Caballero de la Orden las Artes y Letras, antes se le había entregado el de Caballero de la Legión de Honor Francesa y el Capezio Dance Award. Meses después el 6 de enero de 1993 llega el trágico final por una salmonelosis secundaria a su enfermedad de base, a la edad de 54 años el capítulo de su vida llega a su fin en Levallois-Perret y sepultado en el cementerio de Sainte-Geneviève-des-Bois el día 13 del mismo mes. Nunca se quejó, nunca lloró y nunca se arrepintió de nada, no es un mito, no es una leyenda, es... simplemente... Rudolf Nurèyev.
AGENCIA IMAGEN DEL GOLFO
 
 
comunidad imagen del golfo
  Entradas Anteriores
2017-07-08 / Un nuevo comienzo
2017-06-10 / Volver al futuro
2016-09-04 / Todos los hombres del rey
2016-07-16 / Viejo desorden mundial
2016-07-09 / La voz del incorruptible
2016-06-11 / El día del compadre
2016-05-21 / El ruiseñor negro
2016-05-14 / Diálogo de besugos
2016-04-03 / Aquí no hay quien viva
2016-03-19 / Reto al destino
2016-03-05 / Los otros
2016-02-27 / El Papa Gorgojo
2016-01-24 / 11-M acuático, los barcos gemelos
2016-01-17 / La inesperada virtud de la ignorancia
2015-11-07 / Diálogo de besugos
2015-09-26 / El médico
2015-05-16 / El día de la explotación
2015-05-02 / El infierno de Dante
2015-04-24 / Las venas abiertas de América Latina
2015-04-18 / Roja directa, mi voto vale