jueves, 26 de abril del 2018
 
Por Raymundo Jiménez
Columna: Al pie de la letra
El otro ‘pacto’ de Yunes
2017-04-20 | 10:02:43
Comentábamos ayer aquí, que resultaba sospechoso el silencio del gobernador Miguel Ángel Yunes Linares ante la cuestionada acción de la PGR, que únicamente solicitó la aprehensión del prófugo exmandatario Javier Duarte de Ochoa pero no la de su esposa Karime Macías, pese a que el 20 de febrero pasado Yunes y el fiscal general del estado, Jorge Winckler, le dieron gran difusión mediática al hallazgo de una bodega en Córdoba donde fueron encontrados documentos personales en los que la señora Macías de Duarte habría registrado la red de corrupción en torno a su marido.

Como en esa ocasión, hace ya dos meses, Yunes anunció que todo lo hallado sería puesto a disposición de la PGR, preguntábamos por qué, entonces, no había exigido también la detención de la esposa de Duarte en Guatemala. Y referíamos que resultaba sospechoso su silencio, ya que una semana antes, al ser cuestionado por la resolución del juez que ordenó que el exgobernador interino Flavino Ríos continúe su proceso bajo arresto domiciliario, el panista había respondido visiblemente molesto que “yo no hago pactos, yo no pacto la ley, soy un hombre recto y he actuado con toda rectitud, hace 132 días soy gobernador del estado y no hay quien pueda señalar que yo hago pacto con delincuentes”.

Pero, aunque lo niegue, Yunes sí ha hecho pactos. Uno de los más recientes que le generó un gran desgaste político fue el que hizo con el excontralor duartista Ricardo García Guzmán, a quien pretendía impulsar a la alcaldía de Pánuco por el PAN no obstante que en su campaña electoral lo acusó de ser “tapadera de Duarte” y hasta amenazó con encarcelarlo.

No ha sido el único caso. En su toma de posesión como gobernador, en diciembre pasado, Yunes presumió ante los 50 diputados locales y cientos de invitados especiales –entre ellos el dirigente nacional del PAN, Ricardo Anaya, principal promotor del sistema nacional anticorrupción– que, sin ostentar ningún cargo o autoridad había iniciado, con sus propios recursos, una investigación contra “la banda” que comandaba Duarte de Ochoa.

Yunes reveló que entre los cómplices del exgobernador “interrogó” al empresario Moisés Mansur Cysneiros, quien había nombrado heredero a Javier Duarte en su testamento y que en una grabación reveló que pagaba las tarjetas y gastos de Karime Macías. También se ufanó de cómo dobló a Juan José Janeiro, el responsable del diseño de las estructuras financieras para lavar el dinero. “Me relató cómo le hacían para meter al sistema financiero cientos de millones de pesos cada mes. Me pidió piedad porque debía llevar a Houston a su hijo enfermo.”

Janeiro, “uno de los cerebros financieros de la banda, me dio información y entregó bienes”, resumió Yunes sin dar detalles.

Así, pese a no ser aún gobernador en funciones ni fiscal, Yunes se jactó de haber logrado diversos acuerdos legales reparatorios con empresarios beneficiados por actos de corrupción. “Lo hice siendo gobernador electo, sin tener poder alguno, sin la fuerza del Estado, y sin comprometerme a nada”, afirmó, asegurando que seguiría “aportando a las autoridades toda la información que tengo en mi poder”.

Sin embargo, acotó: “Nos reservaremos una, solo un tema para investigar el destino final de miles de millones de pesos que se trasladaban en helicópteros oficiales para ser entregados en un edificio de la zona conurbada de la Ciudad de México”. Se presume que esa información que se guardó es su seguro de vida y la que le permitió asumir la gubernatura.

¿No que no hacía pactos al margen de la ley?



Entradas Anteriores










  • Lo último
  • Lo más leído


NOSOTROS

Periódico digital en tiempo real con información preferentemente del Estado de Veracruz México